Obama y McCain, rumbo al debate final

Los candidatos demócrata y repúblicano se enfrentarán en el último debate antes de las eleccion se espera que John McCain intensifique su ataque contra Obama ahora que pierde en los sondeos.
El último encuentro entre los candidatos probablemente se ce
TOLEDO, Ohio, EU (AP) -

En momentos en que se va rezagando en las encuestas, el candidato republicano John McCain espera reavivar su campaña por la presidencia en su debate final con su rival demócrata Barack Obama. Este, a su vez, espera liquidar el pleito apelando a los votantes descontentos con la situación nacional. Es probable que ambos pongan énfasis en cuestiones económicas, un asunto clave a medida que las instituciones financieras tambalean y los votantes sienten la presión de una economía vacilante. Ambos candidatos propusieron esta semana medidas para afianzar la economía.

El debate del miércoles por la noche en la Universidad de Hofstra en Hempstead, estado de Nueva York, tiene como objetivo la economía y las políticas nacionales. El moderador será Bob Schieffer de CBS.

Mientras la crisis económica inquieta a los votantes, Obama ha sacado ventaja a nivel nacional y en estados clave. El peso recae sobre McCain para tratar de recuperar terreno sin identificarse con las políticas del impopular presidente republicano George W. Bush.

Con ese fin, el senador de Arizona esgrimió una nueva táctica esta semana presentándose como paladín de la clase media y suavizando sus ataques más directos contra Obama, senador por Illinois. McCain también se extremó por distanciarse de Bush.

"No podemos pasar los cuatro años como hemos pasado gran parte de los últimos ocho: esperando que cambie nuestra suerte... Como presidente me propongo actuar, en forma rápida y decisiva", dijo McCain el martes en Pensilvania.

McCain propuso el martes un plan económico de 52,500 millones de dólares que dispone reducir a la mitad el gravamen sobre ganancias de capital y reducir el impuesto sobre los retiros de dinero de las cuentas de retiro, entre otras medidas.

Un día antes, Obama había anunciado una propuesta de 60,000 millones de dólares que extiende los beneficios por desempleo, dispone una congelación de 90 días sobre las ejecuciones hipotecarias, permite el retiro sin penalidad de los fondos de retiro y otorga un crédito impositivo de 3,000 dólares por cada nuevo empleo.

Ahora ve
No te pierdas