La ley de ingresos avanza en el Senado

Tres comisiones aprobaron la primera parte del presupuesto con un déficit fiscal equivalente a avalaron la ley sin modificaciones al proyecto aprobado la semana pasada por los diputados.
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Tres comisiones de senadores mexicanos aprobaron el lunes la ley de ingresos del 2009, la primera parte del presupuesto federal, con un déficit fiscal equivalente al 1.8% del Producto Interno Bruto (PIB) para enfrentar los efectos de la crisis financiera global. Las comisiones avalaron la ley, sin modificaciones al proyecto aprobado la semana pasada por los diputados, con un precio estimado para el barril de la mezcla de petróleo de 70 dólares, menor a los 75 dólares propuestos por el Gobierno.

La ley de ingresos podría concluir su proceso legislativo esta semana, cuando se espera que reciba el visto bueno del pleno de la Cámara Alta. El paquete de las leyes de ingresos y egresos, que conforman el presupuesto federal, debe ser aprobado por el Congreso a más tardar el 15 de noviembre.

Los ingresos para el Estado en el presupuesto 2009 son de 3.045 billones de pesos (unos 235,135 millones de dólares), 200,000 millones de pesos más que el proyecto del gobierno.

El déficit significa una modificación a la política económica que ha procurado el gobierno para mantener el equilibrio fiscal, que había mantenido por años y que le ha ayudado a obtener el grado de inversión de las calificadoras.

Pero México está buscando aumentar el gasto público para compensar la desaceleración en la economía, provocada por el freno en Estados Unidos, su principal socio comercial.

La ley consideró un pronóstico de crecimiento económico para el 2009 del 1.8%, desde el 3.0% previo. La economía crecería un 2.0% este año.

La comisión de senadores elevó además su proyección para el tipo de cambio a 11.70 pesos por dólar, desde un cálculo que hizo el Gobierno para el próximo año de 11.20 pesos por dólar.

La comisión aprobó también eliminar el presupuesto de inversiones de la petrolera estatal Pemex y los pagos por un tipo de bonos gubernamentales, denominados Pidiregas, del cálculo del balance fiscal federal.

La medida, que es parte de un plan del presidente Felipe Calderón para contrarrestar la crisis financiera global, inyectará al presupuesto fondos adicionales que el Gobierno destinará sobre todo a infraestructura y a la construcción de una refinería.

Ahora ve
No te pierdas