Asia y Europa, unidos contra crisis

Líderes de ambos continentes intentarán fomentar la confianza de los inversionistas; la peor crisis financiera en 80 años lleva a los países a trabajar juntos para buscar solucione
Wen Jiabao, el Primer Ministro de China, coincide en que los  (Foto: )
PEKÍN / LONDRES (CNN) -

Los líderes asiáticos y europeos cerraron filas este sábado para intentar fomentar la confianza de los traumatizados inversionistas, que temen que la crisis mundial de crédito se esté convirtiendo en una recesión generalizada.

La peor crisis financiera en 80 años ha forzado a los países a trabajar en conjunto a fin de encontrar caminos para apuntalar un sistema financiero, paralizado por los miedos de los bancos a prestarse dinero entre sí.

Pero con la evidencia de que Europa ya entró en una recesión, analistas temen que la cooperación para levantar los sistemas bancarios pueda verse amenazada debido a que los gobiernos comienzan a enfocarse en revivir la demanda local.

"Necesitamos mejorar la cooperación entre todos los países, porque sólo con cooperación podremos crear la fuerza para superar los apuros", dijo el primer ministro chino, Wen Jiabao, en el cierre de una cumbre de dos días entre 43 líderes asiáticos y europeos en Pekín.

Los gobiernos prometieron cerca de 4,000 billones de dólares para apoyar a los bancos y reiniciar los mercados monetarios en un intento por detener la crisis. Además, evaluaron incorporar reglas financieras más severas para que la situación no se repita.

Wen indicó que los países necesitan lograr un equilibrio entre innovación y regulación y entre ahorros y consumo.

"Necesitamos innovación financiera, pero aún más necesitamos supervisión", señaló, agregando que la prioridad de China es estimular la demanda doméstica para asegurar que el país se mantenga con un crecimiento sostenido.

Reunión del Golfo

En el Golfo, ministros del Finanzas de la región y gobernadores de bancos centrales dijeron en una reunión para discutir políticas de coordinación que podrían entregar más fondos gubernamentales a los bancos y mercados accionarios regionales, informó la televisión Al-Arabiya.

Arabia Saudita, Emiratos Arabes Unidos y otros cuatro Estados del Golfo hasta ahora han adoptado respuestas separadas para aplacar las presiones de la crisis de liquidez en sus sectores bancarios.

De acuerdo con el programa de la reunión, también discutirían sobre el creciente temor de que las inversiones extranjeras desde países afectados por la crisis podrían ser "liquidados", y reconsiderar sus políticas internacionales de inversión.

Sin embargo, el ministro de Finanzas de Qatar dijo el sábado que las medidas ya existentes tomadas por los países del Golfo para aplacar la crisis eran suficientes.

Cualquier cambio significativo en la inversión del Golfo hacia mercados domésticos podría ser una preocupación para los bancos y otras firmas en Occidente, que han puesto sus ojos en las enormes sumas en los fondos de riqueza soberana como una potencial fuente de capital, mientras los mercados crediticios y accionarios de Europa y Estados Unidos se desploman.

Un alto funcionario del Golfo presente en la reunión manifestó que la mayoría está preocupado del precio del petróleo.

El crudo cayó cerca de 4 dólares por barril el viernes, debido a los temores de una recesión mundial y la desaceleración en la demanda de combustibles pese a un acuerdo de la OPEP para reducir la producción.

El viernes, la actividad del sector privado en la economía de la zona europea se contrajo al ritmo más rápido en al menos una década y datos mostraron que la economía británica lo hizo en un 0.5% durante el tercer trimestre, un rendimiento mucho peor de lo esperado.

Economías emergentes

Las economías emergentes se han visto particularmente afectadas por la crisis, forzando a muchas a saquear sus reservas cambiarias internacionales para defender sus divisas y sistemas financieros.

Funcionarios en Washington indicaron que dichas economías que califican para un nuevo fondo de liquidez propuesto por el Fondo Monetario Internacional (FMI) podrían estar aptas para un inusual alto nivel de financiación.

A pesar de que los detalles del paquete no fueron terminados, el plan -que ofrecería a los países hasta cinco veces su cuota del FMI- podría ser aprobado desde la próxima semana.

Ello le permitiría a las economías de ciertos mercados emergentes intercambiar monedas locales por dólares estadounidenses, a fin de aliviar las tensiones crediticias de corto plazo, manifestaron los funcionarios.

Islandia le solicitó el viernes 2,000 millones de dólares al FMI para ayudar a reparar su quebrado sistema bancario, reiniciar las operaciones de su moneda y aminorar el golpe de la debacle mundial.

El prestamista con sede en Washington dijo que su equipo en Reikiavik y las autoridades islandesas alcanzaron un acuerdo de un programa económico que podría ser apoyado por la asistencia financiera.

Ahora ve
No te pierdas