Cuba abre venta a agricultores

El gobierno cubano permitirá a los campesinos que compren suministros libremente en tiendas; la medida, que pretende estimular el sector agrícola, entrará en vigor a partir del 2009.
LA HABANA (CNN) -

El gobierno cubano permitirá por primera vez que la mayoría de los campesinos compren algunos de sus insumos en tiendas, dijeron el lunes medios locales, en una medida que pretende estimular la iniciativa individual en la debilitada agricultura.

El Estado ofrece desde octubre a los agricultores un crédito según su productividad, que éstos podrán usar a partir del 2009 para comprar herramientas, ropa, calzado, neumáticos, baterías e instrumentos de riego, dijo Vanguardia, el semanario oficial del Partido Comunista en la provincia central de Villa Clara.

"Con el objetivo de incrementar la producción de viandas, hortalizas, granos y frutales (...) los ministerios de la Agricultura y del Azúcar han decido facilitar a los productores la adquisición de diferentes artículos", dijo la publicación.

Cuba nacionalizó hace varias décadas los pequeños negocios privados, incluyendo la venta mayorista y minorista de insumos para la producción agrícola.

Desde entonces los agricultores dependen del Estado para la asignación de herramientas hasta ropas de trabajo, en lugar de elegir lo que necesitan para producir.

Los agricultores cubanos se quejan de que el sistema no funciona bien y dicen que a veces sus cosechas se pudren por problemas con el sistema estatal de acopio.

"Los productores serán beneficiados con medios de protección, herramientas, fertilizantes, entre otros artículos y recursos necesarios para su labor", dijo Vanguardia.

El sistema será aplicado en todo el país, sugirió el diario.

El presidente cubano, Raúl Castro, que sustituyó en la presidencia a su enfermo hermano Fidel Castro en febrero, ha declarado que solucionar la ineficiencia de la agricultura y reducir las importaciones de alimentos era una de las máximas prioridades.

El nuevo gobierno aplicó en marzo un esquema similar de abastecimiento de insumos a los ganaderos, ofreciéndoles un crédito en base a sus resultados.

También descentralizó la toma de decisiones en el campo y comenzó a repartir tierras ociosas a particulares en usufructo.

Los huracanes Gustav y Ike azotaron la isla entre el 30 de agosto y el 10 de septiembre, destruyendo un 30% de las cosechas, según cifras oficiales, pero no hay señales de que la reciente medida responda a la crisis generada por los ciclones.

Fuentes consultadas en otras dos provincias dijeron que los campesinos llevan meses escuchando que también ellos, igual que los ganaderos, podrían comprar sus insumos, pero hasta ahora no recibieron confirmación oficial.

"Cuando tu tienes con qué trabajar, produces (...) y esta medida nos permite comprar lo que necesitamos para trabajar y al mismo tiempo da una estímulo para trabajar más", dijo Alaida Hernández, miembro de una cooperativa privada en la provincia de Camagüey, en entrevista telefónica con Reuters.

"Todas las medidas adoptadas por Raúl (Castro) son inteligentes, estimulan a la gente a trabajar", agregó.

Más del 70% de la tierra en Cuba es propiedad del Estado y son explotadas por empresas y cooperativas estatales.

El otro 30% de las tierras pertenece a unos 250,000 familias de campesinos y unas 1,000 cooperativas privadas, que deben vender la mayoría de su producción al Estado.

Adquiere transportes a China

Cuba compró 2,500 furgonetas y autobuses a China para sustituir sus viejos e ineficientes vehículos, como parte un programa para revertir una crisis del transporte que arrastra desde la década de 1990, dijo el lunes la televisión estatal.

Cuba ha invertido 1,200 millones de dólares en los últimos años en la compra de autobuses, locomotoras, vagones y motores diésel para recuperar su capacidad de transporte, un sector que tocó fondo tras el colapso de la Unión Soviética.

Los principales proveedores de vehículos son China, Rusia e Irán.

"Unos 2,500 equipos de transporte fabricados en la República Popular China llegaron a Cuba para sustituir medios altamente consumidores de combustible", reportó la televisión estatal.

El informe televisivo no detalló cuánto invirtió Cuba en el nuevo lote de vehículos, pero explicó que la compra incluye 1,548 camionetas, 254 camiones y algunos autobuses, todos diésel.

"Su eficiencia está dada por la capacidad de carga (...) Pueden recorrer y transportar mayor cantidad de carga en mayor cantidad de kilómetros", dijo un funcionario del Ministerio del Transporte a la televisión estatal.

La mayoría de los nuevos vehículos serán utilizados en sectores productivos, especialmente por los ministerios del Azúcar, la Agricultura, Comercio Interior y la Industria Alimenticia, indicó el canal.

La televisión estatal dijo que era la primera vez en 20 años que Cuba recibe un envío de esa envergadura para el sector del transporte.

El Gobierno cubano ha mejorado considerablemente el transporte urbano en La Habana y Santiago de Cuba, las dos principales ciudades del país, con la importación de centenares de autobuses a partir del 2007.

Venezuela, el principal aliado político y económico del Gobierno cubano, extendió en el 2007 un crédito de 100 millones de dólares para modernizar las vías férreas.

Irán concedió también el año pasado a la isla un crédito de 267 millones de dólares para adquirir vagones de tren.

Ahora ve
No te pierdas