Argentina defiende reforma de pensiones

El gobierno negó que la estatización de los fondos busque captar dinero para pagar la deuda púb indicó que la cartera de inversiones de 25,000 mdd no se liquidará como temen los inversores.
BUENOS AIRES (CNN) -

El gobierno argentino defendió el miércoles su plan para eliminar los fondos de pensiones y negó que la reforma busque captar dinero para pagar deuda pública, al tiempo que buscó llevar tranquilidad a los convulsionados mercados domésticos. El jefe del ente estatal de pensiones, Amado Boudou, confirmó además que la gigantesca cartera de inversiones de casi 25,000 millones de dólares, que heredará el Estado si se aprueba el proyecto, no será liquidada para aumentar el gasto público o pagar deuda, como temen inversores y analistas.

"El Estado, una vez aprobada la ley, no va a salir a convertir los activos en dinero para salir a gastarlos. Se va a preservar el valor", dijo Boudou a Radio 10.

La reforma tiene "motivos previsionales y no de la caja", completó.

El argumento oficial para enviar el proyecto al Congreso fue proteger los ahorros previsionales de millones de argentinos, que han sufrido fuertes pérdidas por la crisis financiera global.

Los mercados rechazaron con energía el proyecto, porque fue interpretado como una nueva intervención del Gobierno en la actividad privada, al tiempo que muchos analistas creen que la medida muestra al Gobierno mucho más preocupado por la situación financiera del país de lo que se creía.

Pero Boudou rechazó ese temor. "Las AFJP (fondos de pensiones privados) le prestaban un 60% de sus fondos al Estado. Nosotros, del flujo nuevo, ese monto lo vamos a bajar", agregó Boudou en declaraciones a un canal de televisión.

Según los datos oficiales, Argentina debe cancelar deudas por unos 20,000 millones de dólares en el 2009, y ya tendría recursos para cubrir unos 8,000 millones.

El resto debería provenir de ahorros públicos y de nuevas colocaciones de deuda.

Si la reforma se aprueba, el Gobierno se asegura entre 4,000 y 5,000 millones de dólares anuales en contribuciones de trabajadores que actualmente aportan cada mes un 11% de su salario al sistema previsional privado.

El martes por la noche, Boudou dijo a un canal de televisión que según sus cálculos sólo 1,500 millones de dólares de los ingresos por contribuciones de los trabajadores durante el 2009 serían usados para financiar al Estado.

Mercados

Boudou buscó además llevar tranquilidad a los convulsionados mercados domésticos, donde los bonos, la moneda y la plaza bursátil acumulan fuertes pérdidas, aunque también fuertemente afectadas por la crisis financiera internacional.

El mercado bursátil argentino acumula una caída del 42% en un mes, los bonos de derrumbaron más del 60% mientras que la moneda cayó a sus mínimos desde la profunda crisis que vivió el país en el 2002.

"El lunes mismo nos juntamos con los gerentes de inversiones de las AFJP y les dijimos: miren señores acá hay que dar mucha tranquilidad, hay que mantener los depósitos que tienen las AFJP en los bancos porque hay que mantener la liquidez del sistema financiero", dijo Boudou a la televisión.

El funcionario dijo que se mantendrán las inversiones de las administradoras en operaciones destinadas a financiar el consumo de la población, pero reiteró que se venderán los activos qde las AFJP en el exterior.

"No puede ser que los empresarios argentinos estén peregrinando por crédito (...) mientras sus fondos (de las AFJP) están invertidos en otro país", aseguró.

Ahora ve
No te pierdas