México enfrenta a EU por pesca de atún

El país inició una disputa comercial contra Estados Unidos ante la OMC por el etiquetado del pe las reglas estadounidenses impiden que el atún mexicano sea calificado como ‘libre de delfín’.
México cumple las reglas para la captura de atún y exige que

México inició una disputa contra Estados Unidos en la Organización Mundial de Comercio en torno a las reglas estadounidenses, que según México impiden que su atún sea etiquetado "Dolphin Safe" (libre de delfín), mostraron documentos de la OMC. Una nota de México fechada el 24 de octubre y publicada en el sitio Web de la OMC dice que México quiere consultas con Estados Unidos bajo las normas de la OMC, porque considera que la descripción estadounidense para su atún es injusta.

La petición revive una disputa comercial que va a la cuestión central de si las reglas comerciales deben tomar en cuenta consideraciones ambientales. La disputa se centra en el uso y abuso de la pesca de arrastre.

México dice que las medidas estadounidenses prohíben que el atún mexicano sea descrito como "Dolphin Safe", pese a que el atún fue capturado de una manera conforme a las normas acordadas por la Comisión Tropical Atunera Interamericana.

Al mismo tiempo, México dice que las reglas estadounidenses permitieron que productos similares de atún de otros países, incluyendo el mismo Estados Unidos, sean etiquetados "Dolphin Safe".

Según una resolución, la etiqueta "Dolphin Dafe" es una representación gráfica que distingue el atún libre de delfín y productos derivados, de conformidad con la definición del Sistema de Seguimiento y Verificación del Atún.

"Pareciera que los productos mexicanos reciben un tratamiento menos favorable que productos similares de origen nacional y de productos similares originados en cualquier otro país", dijo.

Esto quiebra las reglas de la OMC al no dar a los productos mexicanos el mismo tratamiento que se da a otros países, dijo la nota.

El caso revivió una disputa anterior entre los dos vecinos ante el organismo que precedió a la OMC, el Acuerdo General de Tarifas y Aranceles (GATT).

En 1991, México presentó un reclamo al GATT en el que denunciaba que Estados Unidos prohibía sus exportaciones de atún porque no cumplían los estándares estadounidenses para proteger a los defines que pudieran ser atrapados en las redes de arrastre para pescar atunes.

Un panel de disputas del GATT dijo que Estados Unidos no podía prohibir las importaciones mexicanas de atún por el hecho de que la manera utilizada en la pesca atunera no satisfacía las regulaciones estadounidenses y que las reglas del GATT no permitían que un país emprendiera acciones para hacer cumplir sus propias leyes sobre otro país.

Pero el panel concluyó que una política estadounidense que exige que los productos del atún sean etiquetados "Dolphin Safe" era permisible mientras no discriminara entre los socios comerciales o entre productos nacionales y extranjeros.

Bajo las reglas de la OMC, México y Estados Unidos tienen ahora 60 días para resolver el caso. Si eso no se logra, México puede pedir que un panel de la OMC defina la disputa.

Ahora ve
No te pierdas