Aunque pierda, Sarah Palin ya ganó

La candidata a vicerpresidenta por los republicanos se convierte en favorita de conservadores; su capital político la puede volver una candidata presidencial en 2012 si McCain pierde el mart
Sarah Palin se vio rodeada de numerosos escándalos durante l  (Foto: )
DALLAS (CNN) -

Sarah Palin se ha posicionado como la nueva favorita de los conservadores sociales y su capital político podría convertirla en una influyente vicepresidenta o impulsarla como candidata a la presidencia en el 2012, si John McCain pierde el martes con el demócrata Barack Obama.

Pero incluso dentro de círculos republicanos la gobernadora de Alaska que caza alces es una figura polarizadora que subraya las divisiones de su partido entre conservadores fiscales y conservadores cristianos, unidos por su estridente oposición al aborto y a los derechos homosexuales.

"Si de hecho pierden el martes ella se convierte en una de las figuras centrales para el 2012", dijo Matthew Wilson, un cientista político en Southern Methodist University en Dallas.

"Claramente, Palin es una estrella entre los conservadores sociales pero muchos de los republicanos del club campestre simplemente la encuentran completamente inaceptable", agregó.

La madre de cinco hijos de 44 años se ha convertido en la luz del norte que ha entusiasmado a la base conservadora evangélica del Partido Republicano, su más confiable bloque de votantes.

Palin se ha ganado los corazones y mentes conservadores en muchos frentes: es una devota evangélica, escogió tener un hijo aún cuando supo a través de exámenes prenatales que tendría Síndrome de Down, es una populista y sabe cómo usar un arma.

Sondeos de opinión muestran que la candidatura McCain/Palin actualmente está perdiendo terreno en muchos grupos demográficos, pero aún mantiene el apoyo de alrededor de dos de cada tres evangélicos protestantes blancos.

McCain, quien ha estado en desacuerdo con su ala del partido en muchos temas clave, incluyendo su apoyo a la investigación de células madre y su negativa a apoyar una enmienda federal que prohíbe el matrimonio homosexual, no podría obtener este nivel de apoyo evangélico sin Palin, dicen analistas.

Un sondeo del Pew Research Center realizado entre el 23 y el 26 de octubre descubrió que el 93% de votantes registrados que se autodefinen como republicanos apoyaban a McCain.

Muchos cristianos conservadores influyentes, incluyendo a Richard Land de la Convención Bautista Sureña, ven a Palin como la estrella ascendente del ala conservadora social del Partido Republicano.

Si McCain pierde el martes, esto la pone cerca o al frente de la candidatura republicana para el 2012.

"Creo que será una gran contendiente (...) y definitivamente estará en la carrera", dijo Tony Perkins, presidente del Family Research Council, un influyente grupo de presión con fuertes lazos evangélicos.

Pero las mismas cualidades que la hacen ser querida por su ala del Partido Republicano repele a algunos moderados dentro de sus filas.

Las preocupaciones por la elección de Palin han sido mencionadas por republicanos de alto perfil que se inclinaron por Obama, como Kenneth Adelman, un colaborador del ex presidente Ronald Reagan, y el retirado general Colin Powell, ex secretario de Estado bajo el Gobierno del mandatario George W. Bush.

Aún así, si McCain gana, le deberá a Palin y su ala del partido una gran deuda que podría darle una gran influencia. Para ellos sería claramente percibida como su contacto dentro de la Casa Blanca.

Ahora ve
No te pierdas