Los mercados esperan al nuevo presidente

Wall Street se recuperará gane quién gane las elecciones presidenciales de EU, según los analis McCain y Obama se enfrentarán a un mercado bursátil que deberá subir en medio de la crisis.
El próximo presidente estadounidense deberá resolver la cris  (Foto: )

Wall Street prefiere a los republicanos, dicen los simpatizantes del candidato de ese partido John McCain. Pero las bolsas de valores han tenido un mejor desempeño cuando un demócrata ha sido presidente, responden quienes apoyan a Barack Obama.

En lo referente al mercado bursátil -especialmente a este mercado tan turbulento-, ¿importa en realidad quién sea elegido presidente?

Sí y no. Los políticos sí influyen en la economía y tendrán una labor crucial para definir la forma en que el país sale de la crisis actual. Pero los analistas consideran que ningún candidato presidencial puede ser un remedio automático para los males que aquejan a Wall Street.

"La economía es una gran máquina, y el presidente es un burócrata en el gobierno", dijo Ron Florance, director de asignación de activos en Wells Fargo Private Bank.

Incluso, la mayoría de los analistas cree que el vapuleado mercado bursátil sólo subirá el año próximo, sin importar quién llegue a la Casa Blanca -y la historia dará probablemente al ganador de los comicios el mérito por ello, aunque tenga en realidad poco que ver con la marcha alcista-.

"El momento no podría ser mejor", dijo Florance.

Empero, el mercado bursátil es sólo una parte de la economía, y ya sea bajo el mando de Obama o el de McCain, Estados Unidos necesita recuperarse de una crisis cuya severidad no se ha determinado siquiera. Cualquiera de los dos candidatos enfrentará además un déficit presupuestario de unos 500,000 millones de dólares cuando asuma el cargo --una cifra colosal que podría ascender a 1 billón de dólares el año próximo--.

Debido al déficit, el ambiente financiero podría terminar afectando las políticas del nuevo presidente, más que viceversa.

"Toda esta crisis financiera servirá en buena medida para impulsar la agenda al menos durante el primer año", dijo John Lynch, jefe de analistas de mercado en Evergreen Investments.

Desde luego, ello no equivale a decir que no hay diferencias en el impacto que McCain u Obama tendría en las empresas estadounidenses y por ende en sus acciones. Robert Froehlich, estratega de inversiones del Deutsche Bank, consideró probable que bajo las órdenes de Obama, el sector de energías alternativas tendría un despegue, y posiblemente también las industrias del papel y del acero si enfatiza el cumplimiento de acuerdos comerciales.

Y con McCain, según Froehlich, es probable que las grandes empresas energéticas tengan un mejor desempeño porque el republicano no apoya un impuesto a las ganancias extraordinarias y porque las empresas financieras se beneficiarían de la postura del republicano sobre los gravámenes a los dividendos, a las ganancias de capital a largo plazo y a los bienes raíces.

Ahora ve
No te pierdas