Obama, cerca del triunfo histórico

El demócrata lidera en número de votos electorales y está al borde de la victoria; el candidato presidencial venció a McCain en Ohio, Iowa y Nuevo México.
WASHINGTON (CNN) -

El candidato demócrata Barack Obama se encontraba el martes a punto de convertirse en el primer presidente afroamericano de Estados Unidos tras ganar en Ohio, dejando a su rival republicano John McCain luchando por su carrera política en una serie de estados clave.

Proyecciones de medios estadounidenses indicaron que Obama ganó en Ohio, el estado que fue crucial para darle el triunfo al actual presidente George W. Bush en el 2004.

La gran victoria, junto con la captura del estado de Pensilvania, provocó que las esperanzas de triunfo de McCain comenzaran a desaparecer.

"En este punto necesitamos un milagro", sostuvo un asesor de McCain según lo citó el sitio en internet de CBS News.

En una contienda dominada por la crisis económica en las últimas semanas, las percepciones de liderazgo y buen juicio de Obama sobre el tema le ayudaron a reforzar su ventaja sobre McCain.

Los sondeos a boca de urna indicaron que 6 de cada 10 votantes señalaron a la economía como el principal tema de campaña.

Obama también ganó en Iowa y Nuevo México, otros dos estados clave capturados por Bush en el 2004.

Con alrededor del 25 por ciento de los distritos electorales reportando en todo el país, Obama llevaba una leve ventaja sobre McCain en los votos populares.

Pero lo más importante fue que sus victorias en Ohio, Iowa y Nuevo México, con sus 32 votos para el Colegio Electoral, lo pusieron en camino a alcanzar los 270 sufragios requeridos para llegar a la Casa Blanca.

A las 0330 GMT del miércoles, Obama sumaba 207 votos electorales, contra 135 de McCain.

Histórico

Una victoria de Obama, hijo de un padre negro de Kenia y de una madre blanca de Kansas, lo convertiría en el primer presidente afroamericano de Estados Unidos, en un hito histórico para el país 45 años después del movimiento de derechos civiles liderado por Martin Luther King.

Una gran multitud de seguidores de Obama se reunió en Chicago para una noche de conteo de resultados que lo muestran con una importante ventaja.

Obama y McCain luchaban codo a codo en Florida, Virginia, Carolina del Norte e Indiana, al tiempo que las estaciones de votación cerraron en más de la mitad de los estados de Estados Unidos.

Una milagrosa victoria de McCain, un ex prisionero de guerra de Vietnam de 72 años, lo convertiría en el presidente de mayor edad en comenzar un primer mandato en la Casa Blanca y haría de su compañera de fórmula, Sarah Palin, la primera vicepresidenta en la historia del país.

Largas filas de votantes fueron vistas en los estados clave, pero no se produjeron incidentes o irregularidades, al tiempo que se esperaba que al menos 130 millones de estadounidenses sufragaran para elegir a un sucesor del impopular Bush.

El ganador enfrentará una serie de desafíos en los próximos cuatro años, incluyendo la crisis económica, los conflictos en Irak y Afganistán y una reforma al sistema de salud de Estados Unidos.

La votación del martes pone fin a una extraordinaria campaña de dos años marcada por el meteórico ascenso de Obama y su victoria en la disputada primaria demócrata ante la ex primera dama Hillary Clinton, senadora por Nueva York, además de la recuperación de McCain el año pasado para quedarse con la nominación republicana.

En las últimas horas, los candidatos remarcaron algunos temas que dominaron la campaña, con Obama acusando a McCain de representar un tercer mandato de las políticas de Bush y no estar en contacto con la economía.

McCain, cuya campaña atacó a Obama calificándolo de socialista y lo acusó de ser "amigo" de terroristas, lo retrató como un liberal que podría aumentar los impuesto.

Pero en un ambiente político difícil para los republicanos, McCain tuvo problemas para separar su imagen de la de Bush.

Las encuestas mostraron que tres de cada cuatro estadounidenses piensan que la economía va por el camino incorrecto.

Ahora ve
No te pierdas