Mascotas en EU sufren por la crisis

La pérdida de empleos y embargos de casas están forzando a los dueños a deshacerse de sus anima muchos estadounidenses se ven en la necesidad de buscar nuevos hogares a sus mascotas.
NUEVA YORK (CNN) -

La pérdida de empleos y las ejecuciones inmobiliarias están forzando a muchos estadounidenses con mascotas a tomar decisiones difíciles sobre sus peludos amigos, y algunos han acudido a refugios de animales y entidades de caridad para que les alivien la carga.

Margaret, una maquilladora de 58 años que perdió su trabajo en febrero y que se negó a usar su apellido porque no quiere que el dueño del departamento donde vive sepa que está pasando por dificultades financieras, ya no puede costear el alimento para sus cuatro grandes perros y dos gatos, todos rescatados.

Sally, perrito de 15 años y tres piernas que ha sobrevivido al cáncer, y Hershey, un dálmata anciano con problemas en el tracto urinario, requieren ambos de un alimento caro y especial.

"Empecé a darme cuenta de que no daba abasto con todo. Me costaba de 350 a 400 dólares al mes sólo en su comida", dijo Margaret, mientras estaba sentada con un perro sobre sus falda en el departamento de Nueva York donde creció y cuidó de su madre durante 10 años.

"No puedo decir cuántas personas me dijeron 'Estás siendo cruel con ellos, dalos en adopción'. Pero son como parientes. Ya no tengo una familia, ellos son mi familia", afirmó.

Margaret recurrió a Safety Net, que proporciona atención sustituta para mascotas y otras formas de ayuda para dueños de mascotas que necesitan algo de tiempo para volver a ponerse en pie después de perder su casa o el trabajo.

Safety Net ahora le proporciona alimento para mascotas.

Tratamos de mantener a las mascotas y a las personas unidas", dijo Richard Gentles, portavoz de Atención y Control Animal de la Ciudad de Nueva York, que dirige Safety Net.

"En enero de 2008 recibíamos aproximadamente 115 llamadas y luego en septiembre de este mismo año recibimos más de 200. Eso es un indicador directo de los tiempos difíciles que corren", aseveró, hablando sobre el constante ladrido de perros en el refugio de la ciudad de Manhattan.

Ejecuciones

Unas 71 millones de casas en Estados Unidos, más de 60% de los hogares, tienen mascotas, y se estima que sus propietarios gastaron en el 2007 41,000 millones de dólares en sus animales, según la Asociación Americana de Fabricantes de Productos para Mascotas.

Mientras los estadounidenses recortan gastos y las compañías despiden trabajadores ante la mayor crisis financiera vista en décadas, la recesión que se avecina está haciéndose sentir entre los propietarios de mascotas, entidades de caridad, animales y los negocios dirigidos a ellos.

Lee Ann Jaffee, quien dirige un servicio de rescate para galgos italianos, está tratando de encontrar casa para tres perros cuyos dueños están por perder sus hogares de Filadelfia por ejecuciones.

"Nuestra raza puede ser muy costosa", sostuvo Jaffee. "Son proclives a romperse las piernas, si se rompen una pierna, por ejemplo, puede costar como 3,000 dólares en tratamiento", agregó.

Holly Derito, quien dirige el servicio de auxilio Waggy Tail de Nueva York, dice que normalmente tiene alrededor de una decena de perros en hogares sustitutos esperando ser adoptados en cualquier momento. Ahora son unos 20.

"He estado administrando Waggy Tail durante cinco años y medio y nunca he visto esta magnitud de perros en el refugio", dijo Derito. "Muchas veces los perros se enferman y la gente dice que son vagabundos. La gente se avergüenza, de modo que dicen que son perros callejeros", añadió Derito.

 Por una ciudad sin eutanasia

La ciudad de Nueva York ha lanzado una campaña para terminar con la eutanasia en los refugios de la ciudad. En el 2002, fueron sacrificados 30,699 animales.

Atención y Control Animal tiene un contrato con la ciudad por 8.5 millones de dólares para encargarse de 43,000 animales callejeros o abandonados al año.

Steve Gruber, director de comunicaciones de Mayor's Alliance de los animales de la ciudad de Nueva York, que representa a unos 100 refugios y grupos de auxilio, aseguró que el índice de eutanasia había bajado de 74% en el 2002 a 43% el año pasado.

Gruber dijo que la débil economía había incrementado el número de animales que se entregan en adopción y que impulsó que la gente lo pensara dos veces antes de asumir la responsabilidad financiera de una mascota.

La Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad contra Animales informa a los posibles dueños adoptivos que los costos del primer año en el que tienen una mascota pueden ir de 1,300 a 1,800 dólares por un perro, dependiendo del tamaño, y alrededor de 1,000 dólares por un gato.

Wendy Diamond, directora editorial de la revista Animal Fair, dijo que la desaceleración económica la forzó a reducir los precios de entradas para un evento de Halloween destinado a recaudar fondos para entidades de caridad animal, que este año reunió sólo 25,000 dólares comparado con el doble el año pasado.

Indicó que los pequeños negocios dirigidos a dueños de mascotas como los salones de belleza y tiendas de accesorios para animales también sufrirían.

"Los accesorios es lo primero que bajan. A diferencia de los niños y los adolescentes, a los perros no les interesa la moda y las tendencias de modo que se sienten a gusto con la correa o el collar del año pasado", aseveró Diamond.

"Los salones de belleza definitivamente sentirán la crisis", afirmó, agregando que los grandes minoristas tienen muchos más productos que en el pasado para personas que cuidan por sí mismos de sus mascotas.

"Puedes embellecer a tu perro en tu casa por cinco dólares, mientras que en un salón de Nueva York cuesta 100 dólares", añadió.

 

Ahora ve
No te pierdas