¿Obama dirá adiós a su BlackBerry?

El presidente electo pudiera tener que dejar de usar su querido gadget una vez que asuma el pod los mensajes de correo electrónico pudieran quedar sujetos a las leyes de dominio público.
WASHINGTON (AP) -

Antes de contender por la presidencia de Estados Unidos, Barack Obama dejó de fumar. Ahora que ganó el puesto, tendrá que dejar otra de sus adicciones: revisar sus mensajes electrónicos en su dispositivo inalámbrico BlackBerry.

El Congreso y los tribunales pueden solicitar copias de los mensajes de correo electrónico del presidente y pudieran quedar sujetos a las leyes de dominio público, así que si un mandatario no desea que su correo electrónico sea público, no debería usarlo, dicen los expertos.

Además están los posibles riesgos de seguridad por portar teléfonos celulares, que son rastreables, agregaron.

Los funcionarios del equipo de transición de Obama no han tomado una decisión todavía sobre lo que va a llevar consigo o no el nuevo presidente, pero aquellos familiarizados con la situación dicen que es improbable que él mantenga su BlackBerry.

"Definitivamente va a pasar por una desintoxicación electrónica", dijo Reed Dickens, ex subsecretario de prensa del presidente George W. Bush.

Hablando en broma, Dickens dijo que él mismo está tan adicto a su BlackBerry que lo revisa antes de abrir el ojo derecho.

Obama a menudo ha sido visto revisando ávidamente sus mensajes electrónicos en el BlackBerry. En el verano, las cámaras de televisión le mostraron mirando su BlackBerry mientras estaba en un juego de fútbol de su hija. La próxima primera dama, Michelle Obama, le dio una palmada en las manos a su esposo, haciéndole que regresase el aparato a su cartuchera.

"Esa es una decisión que el presidente electo Obama va a tener que enfrentar", dijo el ex secretario de prensa de Bush Scott McClellan, quien añadió que los asesores legales de Obama probablemente recomendarán que el presidente no use el correo electrónico.

"Aunque él ha prometido un gobierno abierto y transparente, dudo que el presidente electo esté interesado en someter sus comunicaciones personales a ese patrón", dijo McClellan.

Ahora ve
No te pierdas