Obama se enfrenta a retos financieros

El presidente electo tendrá una difícil prueba cuando busque reformar el sistema financiero; deberá restringir a los bancos y Wall Street, de quienes recibió donativos durante su campaña.
Obama cuales serán sus prioridades. (Reuters)
WASHINGTON (CNN) -

El presidente electo Barack Obama y los demócratas del Congreso enfrentarán una dura prueba cuando tengan que demostrar que quieren arreglar en serio el sistema financiero de Estados Unidos, después de tomar donaciones de campaña por millones de dólares de parte de bancos y de todo Wall Street.

Grandes decisiones se tendrán que tomar si se quiere poner límites a los mercados de valores exóticos, a las prácticas crediticias irregulares y a los fracasos de la regulación que provocaron la peor crisis económica de Estados Unidos en décadas.

Y los grupos de cabildeo ya se están preparando para la batalla. Pero la próxima lucha genera dudas sobre si Washington podrá reformar una industria que según se cree, tiene un arraigo más profundo en los salones del poder político que cualquier otra.

La política en la capital estadounidense está fuertemente influida por el dinero que donan a demócratas y republicanos por igual unos intereses empresariales que suelen jugar a dos bandas, a fin de conseguir acceso e influencia más allá de quién esté en el poder.

"Hemos creado una situación donde (...) la única manera de ser electo o reelecto es tomar grandes sumas de dinero de intereses especiales que quieren algo del Gobierno", dijo Daniel Newman, director ejecutivo de MAPLight.org, un grupo observador de las finanzas de campaña, sin orientación partidista ni fines de lucro.

Si las grandes donaciones de hoy pueden comprar la misma influencia que en los últimos años, el ciudadano común debería estar preocupado por el alcance de la agenda de reformas del próximo año, dijeron expertos en finanzas de campaña y regulación financiera.

"La industria de los servicios financieros ha sido la que más ha donado a los miembros del Congreso en los últimos 10 años (...) tanto el presidente electo Obama como (su rival) el senador McCain recibieron más de 20 millones de dólares de esta industria", dijo Newman.

¿Un juego distinto?

La campaña de Obama recibió más dinero de donantes de los sectores de finanzas, seguros y bienes raíces que cualquier otro candidato para el 2008, de acuerdo con el Centro para la Política Responsable, citando registros de la Comisión Electoral Federal.

Aún así, eso significó una proporción relativamente pequeña, de sólo 5%, del total de 639 millones de dólares que recaudó, principalmente entre pequeños aportantes, planteando la posibilidad de que Obama no se sienta en deuda con establecidos grupos de bancos y de Wall Street.

"En gran medida, esto dependerá de lo que sienta Obama", dijo James Cox, profesor de la facultad de Derecho de la Universidad Duke, un experto en supervisión financiera.

"Yo creo que él es lo suficientemente astuto como para darse cuenta de que tiene que jugar una partida diferente. El llegó de la mano de la palabra 'cambio' y ahora debe reflejar eso", agregó.

Las poderosas casas financieras del país son el sector que más dinero destina a la política entre todas las empresas, de acuerdo con el Centro para la Política Responsable, otro grupo no partidista, sin fines de lucro.

Cinco de los 10 mayores grupos de donantes en las campañas electorales nacionales del 2008 incluían a los ejecutivos, sus familiares y comités de acción política de Goldman Sachs, Citigroup, JPMorgan Chase, Morgan Stanley y la entidad suiza UBS AG, dijo el centro.

En el ciclo electoral de dos años que acaba de terminar, el presidente del Comité de Bancos del Senado Christopher Dodd, un demócrata de Connecticut, recibió 5.8 millones de dólares de donantes de los sectores de finanzas, seguros y bienes raíces, dijo el centro en su sitio web, http:/www.opensecrets.org.

El presidente del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes Barney Frank, un demócrata de Massachusetts, recaudó 854,000 dólares de donantes del sector, casi la mitad de su presupuesto de campaña del 2008, dijo el centro.

Dodd y Frank han sido duros críticos de los préstamos y las prácticas de manejo de riesgo temerarias que han contribuido a producir la crisis, además de los problemas regulatorios relacionados. Ambos han dirigido reformas en el Congreso que ya están limpiando el negocio hipotecario.

El trabajo del próximo año será mucho mayor y los críticos se preguntan cuán efectivo puede ser cualquier funcionario a la hora de hacer cambios grandes en un sistema que aporta tanto dinero a su campaña.

"Yo diría que algo se hará, pero no lo suficiente", dijo Cox, de la Universidad Duke.

Ahora ve
No te pierdas