Comandos liberan a rehenes en la India

Fuerzas armadas se enfrentaron con guerrilleros que mantenían secuestrados a turistas en hotele los atentados registrados este miércoles han dejado un saldo de por lo menos 119 muertos.
MUMBAI (CNN) -

Comandos de India batallaron este jueves de cuarto en cuarto con hombres armados para salvar a personas atrapadas dentro de dos hoteles de lujo luego de ataques en varios lugares de Mumbai, de los cuales el primer ministro culpó a grupos militantes del exterior.

La Policía dijo que 119 personas habían muerto y que 315 resultaron heridas cuando hombres armados -algunos de los cuales llegaron por vía marítima- se desplegaron por la capital comercial de India para atacar sitios populares llenos de turistas y empresarios.

Con el drama aún en desarrollo, la cifra final de fallecidos podría ser mayor.

El primer ministro de India, Manmohan Singh, culpó a grupos militantes con sedes en países vecinos, entre ellos Pakistán, de provocar el terror y renovar las tensiones entre las naciones rivales que cuentan con armas nucleares.

"Es evidente que el grupo que llevó a cabo estos ataques, con base afuera del país, había venido con una resuelta decisión de crear caos en la capital comercial del país", dijo Singh en un discurso televisado.

"Tomaremos las medidas más fuertes posibles para asegurar que no se repitan actos terroristas como estos", agregó.

Helicópteros sobrevolaron la ciudad y la gente vitoreaba a los comandos, con sus caras manchadas de negro, mientras entraban en el hotel Trident-Oberoi, donde se calculaba que de 20 a 30 personas fueron tomadas como rehenes y más de 100 adicionales estaban atrapadas en sus cuartos.

Enormes llamas salían de un piso alto de la edificación.

"Los comandos tienen el control", dijo Dipak Dutta al canal de noticias NDTV luego de haber sido rescatado. Mientras soldados lo escoltaban a través de los pasillos, le dijeron que no mirara hacia abajo para evitar ver a ninguno de los cuerpos, contó.

"Muchos de los chef aprendices fueron masacrados en la cocina", agregó.

Al menos seis extranjeros, incluyendo a un australiano, un británico, un italiano y un japonés, estaban entre los muertos.

La embajada de Israel en Nueva Delhi dijo que al menos 10 israelíes, o tal vez más, estaban secuestrados en edificios atacados por militantes en Mumbai.

Los comandos también se reunieron afuera de un centro judío donde se cree que un rabino está como rehén, pero más tarde aparentemente decidieron abstenerse de realizar un asalto.

Un militante escondido en el centro llamó a un canal de televisión indio para ofrecer conversaciones con el gobierno para la liberación de rehenes y para quejarse de abusos en Cachemira, región por la cual India y Pakistán han luchado dos de sus tres guerras.

"Pidan al gobierno que hable con nosotros y liberaremos a los rehenes", dijo el hombre, identificado por el canal de televisión de India como Imran, hablando en urdu en lo que sonaba como acento de Cachemira.

"¿Son conscientes de cuántas personas han muerto en Cachemira? ¿Son conscientes de cómo su Ejército ha matado a musulmanes? ¿Son conscientes de cuántos de ellos han muerto en Cachemira esta semana?", añadió

Los comandos previamente liberaron rehenes del hotel de lujo Taj Mahal, pero se enfrentaron a los militantes islamistas quienes habían lanzado su audaz ataque tras llegar en botes a Mumbai el miércoles.

Los hombres armados se dispersaron en el corazón de la ciudad, disparando de manera indiscriminada y atacando hoteles de lujo, hospitales, una estación de ferrocarriles, y el café Leopold, un lugar frecuentado por los turistas extranjeros.

Ahora ve
No te pierdas