La ALDF aprueba Código Financiero 2009

El código establece ajustes de acuerdo con la inflación de 6.23% a las tarifas de agua y predia además, hace obligatorio tramitar una nueva tarjeta de circulación a un costo de 200 pesos.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El pleno de la Asamblea Legislativa aprobó en lo general y lo particular el Código Financiero del Distrito Federal 2009, que establece ajustes de acuerdo con la inflación de 6.23% a las tarifas de agua y predial. Además de la obligatoriedad de todos los automovilistas a tramitar una nueva tarjeta de circulación para sus vehículos registrados en la ciudad a un costo de 200 pesos, una vez que la Secretaría de Transporte y Vialidad realice los preparativos logísticos para su implementación.

A pesar de que el diputado panista y secretario de la Comisión de Transporte, Jacobo Bonilla, argumentó su reserva a la implementación de este nuevo requisito en virtud de las altas erogaciones que ello representa, su propuesta no prospero.

Al final, la mayoría perredista se impuso y desechó la reserva del legislador para no obligar a los propietarios de automotores a contar con este nuevo requisito, pues dijo que la propia Setravi no cuenta con un padrón vehicular confiable y completo, lo que hará imposible la aplicación de este nuevo programa.

En tanto, el diputado Daniel Ordóñez del PRD propuso la inclusión de un artículo transitorio a fin de que la Secretaría de Finanzas tenga la facultad de generar, en coordinación con el Sistema de Aguas de la Ciudad de México, un padrón de usuarios que consuma grandes cantidades de agua potable.

La modificación al Código que fue aprobada por la mayoría establece diseñar a partir de este nuevo padrón una nueva estructura tarifaria para crear una política para consumos superiores a 660 metros cúbicos bimestrales.

Durante la discusión del dictamen, el tema del ajuste a las tarifas de agua y predial de acuerdo a la inflación prevista para 2009 y que de acuerdo con el último reporte del Banco de México sería de 6.23%, no causó mayor controversia entre los legisladores.

Así, a partir del próximo año todos los usuarios de agua verán reflejado en sus recibos el aumento de la inflación, aunque quedó descartado en definitiva la aplicación de un nuevo impuesto ecológico de 2.5%, así como de 4.3 para los consumidores de más de 30 metros cúbicos; es decir, para los "derrochadores" del líquido.

 

Ahora ve
No te pierdas