La Coparmex sugiere alza salarial de 4%

El gremio empresarial dijo que un aumento mayor al salario mínimo pondría en riesgo a las empre la organización resaltó su compromiso social y su afán por lograr una estabilidad nacional.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El incremento al salario mínimo deberá fijarse sobre la inflación estimada para 2009, es decir, entre 3.8 y 4.0%, ya que un aumento mayor pondría en riesgo no sólo a los empleos, sino también a las empresas, advirtió la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex). 

"Un aumento fuera de lugar en los salarios mínimos no es la fórmula mágica para estimular la economía en estos momentos, y tampoco es la llave para que el grueso de los mexicanos prospere. La solución no va por ahí, aunque pueda ser popular", expuso Ricardo González Sada, líder del organismo en su mensaje semanal. 

Refiere que en la carrera entre los salarios y los precios casi siempre ganan los segundos, como ocurrió en 1995, con las tres modificaciones al mínimo y que sumaron un incremento de más de 29%, muy lejos de una inflación de casi 52%. 

Si ahora México está en condiciones para enfrentar la crisis mejor que muchos países, dijo, se debe en gran medida a la estabilidad macroeconómica, por ello "no es racional poner en riesgo lo que nos está dando este margen de maniobra". 

Según González Sada, en esta crisis los empresarios tienen el compromiso social de preservar los empleos y para hacerlo, necesitan ser muy cautelosos con sus balances.    Aclara que las empresas no son instituciones de beneficencia, pero su función es la de crear valor para toda la sociedad. 

"Necesitamos ser responsables y prudentes. La Coparmex, como representante del sector patronal en las negociaciones (del salario mínimo), perseguimos la prosperidad de todos los mexicanos, no sólo de las empresas. Estamos pensando en el país", según dijo. 

Llamó a velar por el poder adquisitivo de las familias, ya que en esta coyuntura a nadie le conviene que la economía se contraiga aún más. 

"Aquí en México, aunque no se espera una recesión, el mes pasado las ventas de automóviles bajaron casi 20% en comparación con noviembre de 2007. Además, no se espera que podamos generar más de 170,000 nuevos empleos el próximo año", sostuvo el dirigente patronal.

Ahora ve
No te pierdas