Cuba ingresa al Grupo de Río

El mandatario cubano, Raúl Castro, agradeció la incorporación como miembro de pleno derecho; lamentó que no sea Fidel el que esté sentado aquí y reconoció el apoyo del presidente Calderón.

Cuba ingresó este martes de manera formal al Grupo de Río (G-Río) en una reunión extraordinaria del principal mecanismo de concertación política regional, que se realizó en el balneario brasileño de Costa de Sauípe. El presidente cubano, Raúl Castro, agradeció a los países miembros del Grupo de Río por la incorporación de la isla como "miembro de pleno derecho" al mecanismo, y lamentó que "no sea Fidel (Castro) el que esté sentado aquí, aunque nos debe estar viendo por televisión".

"Para nosotros, este es un acontecimiento de enorme trascendencia", añadió el mandatario cubano, quien expresó al mismo tiempo su agradecimiento a México por su trabajo a favor de la integración, en su calidad de titular de la Secretaría Pro Témpore del mecanismo.

"A usted, presidente (Felipe) Calderón, deseo agradecerle sus palabras y expresarle el reconocimiento de Cuba al papel desempeñado por su país a favor del fortalecimiento del Grupo de Río desde que asumió la Secretaría Pro Témpore en marzo de este año", dijo.

Castro aseguró que su país "ingresa al Grupo de Río con el propósito de fomentar la cooperación y solidaridad de nuestras naciones, lo hace con el deseo de trabajar a favor de la justicia, la paz, el desarrollo y el entendimiento entre nuestros pueblos".

"Compartimos la aspiración de que el Grupo de Río sea cada vez más representativo con la incorporación de todas las naciones que componen esta vasta región latinoamericana y caribeña", añadió.

Sostuvo que su país ingresa al mecanismo de concertación "compartiendo el apego mutuo al derecho internacional, a la carta de las Naciones Unidas y de los principios fundamentales que rigen el desarrollo de las relaciones entre las naciones".

"Sobre todo la no injerencia en los asuntos internos de los Estados, el rechazo a la agresión, a la amenaza y el uso de la fuerza, y al empleo de medidas coercitivas con el fin de impedir el ejercicio del derecho a escoger su propio sistema político, económico

y social", dijo.

Castro reafirmó en la reunión extraordinaria del Grupo de Río la negativa del gobierno cubano a ingresar en el futuro a la Organización de Estados Americanos (OEA), de la cual la isla caribeña fue expulsada en 1962.

"Con americanos o sin americanos (estadunidenses), no ingresaremos a la OEA. Esa sigla debe desaparecer, es nuestra opinión(.) Nosotros pertenecemos y perteneceremos al Grupo de Río", apuntó.

Ahora ve
No te pierdas