Las tretas de Madoff apenas afloran

Los inversionistas que analizan los libros descubrieron que el administrador falsificaba docume la maniobra le permitía ocultar las pérdidas de un fraude que llevará meses en ser desenmarañad
Aún no se sabe cuántos clientes tenía la firma de Madoff. (A
NUEVA YORK (AP) -

Los inversionistas que analizan los libros de cuentas de Bernard Madoff descubrieron que el administrador financiero falsificaba documentos para ocultar las cuantiosas pérdidas en un caso de fraude que podría llevar meses en ser desenmarañado, afirmó un funcionario que supervisa la liquidación de la firma.

Stephen Harbeck, director general del grupo sin fines de lucro Corporación de Protección al Inversionista Bursátil (SIPC en inglés), dijo que hay distintos juegos de libros que los investigadores están analizando.

Un juego llevaba la cuenta de las pérdidas de la firma asesora de inversiones Bernard L. Madoff Investment Securities LLC, mientras que el otro incluía las cifras que se daban a conocer a los inversionistas.

"Es obvio que los documentos que los clientes reciben no reflejan la realidad de esta firma de corretaje", comentó Harbeck, cuya organización colabora en la supervisión de la liquidación. Hasta ahora "sólo hemos rascado un poco la superficie", agregó.

Madoff, de 70 años, fue arrestado el jueves por la noche en un caso que la Comisión de Valores y Cambio ha calificado como uno de los mayores fraudes financieros de la historia. Inversionistas de todos los niveles, desde bancos importantes hasta pequeños fondos de caridad, habrían perdido en conjunto unos 50,000 millones de dólares.

Un juez federal ordenó que el negocio de inversiones de Madoff sea liquidado bajo la supervisión de un fideicomisario designado por el tribunal de bancarrota, que está en proceso de enviarles documentos a los clientes a fin de determinar la cantidad de fondos que le dieron a Madoff.

La SIPC, creada por el Congreso y financiada por el sector bursátil, puede darles a los clientes hasta 500,000 dólares si se llega a determinar que su dinero fue robado. Harbeck señaló que la SIPC estudiará los reclamos, con casos en que algunos inversionistas perdieron "cientos de millones de dólares", y comenzará a establecer acuerdos.

Aún no se sabe cuántos clientes tenía la firma de Madoff. La SIPC cuenta con 1,600 millones de dólares para hacer los pagos, lo cual significa que el dinero se acabará rápidamente.

Harbeck, que trabaja en la SIPC desde hace 33 años, dijo que es probable que se trate del mayor caso millonario de fraude que haya tenido que manejar su organización. Ha recibido docenas de llamadas desde que Madoff confesó el fraude y fue arrestado, y calcula que su oficina continuará recibiendo numerosas llamadas con preguntas de los inversionistas.

"Esto es absolutamente lamentable", añadió. "Se ha abusado de su fe y los inversionistas que pusieron virtualmente todos sus bienes financieros en manos de Madoff han quedado en la ruina. El simple hecho es que esto no tiene precedente", destacó.


Ahora ve
No te pierdas