Militares detienen a Miss Sinaloa 2008

Laura Zúñiga, de 23 años, fue aprehendida mientras viajaba con un grupo de hombres armados; los militares hallaron una docena de celulares, varias armas de fuego y 50,000 dólares en efectivo.
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Una joven elegida reina de belleza del estado de Sinaloa, donde se ubica uno de los principales cárteles del narcotráfico en México, fue detenida con un grupo de hombres cuando transportaban rifles de asalto, balas y dólares en efectivo, informó la policía el martes.

El arresto ocurrió en la noche del lunes, cuando la joven Laura Zúñiga, de 23 años y quien en julio obtuvo el título Nuestra Belleza Sinaloa 2008, fue detenida junto a 7 hombres que viajaban en dos vehículos en un retén militar de la ciudad de Guadalajara, al sur de Sinaloa.

"Ella es la reina de belleza de Sinaloa y estaba a bordo de una camioneta con las armas y varios hombres", dijo a Reuters un portavoz de la policía.

"Nadie esperaba que esta joven estuviera a bordo", agregó.

En los autos, los militares hallaron también una docena de celulares y pistolas.

El portavoz dijo que la policía estatal y los soldados del retén habían sido alertados de que traficantes de drogas se estaban moviendo en el área, una zona de influencia del cártel de Sinaloa, liderado por Joaquín "el Chapo" Guzmán, el hombre más buscado del país.

Zúniga, una joven de cabello largo y oscuro, maestra y modelo, ganó en julio el título de belleza y fue seleccionada para participar en Miss International 2009 a disputarse el año próximo en Asia. También ganó el concurso de Reina Hispanoamericana 2008, un certamen realizado en Bolivia.

La joven afirmó que había hecho viajes a Colombia por negocios, sin dar detalles, según el periódico Reforma. Según varios medios locales, los detenidos llevaban más de 50,000 dólares en efectivo.

El narcotráfico es el principal problema de seguridad de México. La violencia de los cárteles que luchan entre sí por rutas hacia Estados Unidos y con las fuerzas de seguridad ha dejado 5,400 muertos este año, más del doble del año pasado.

La violencia no cesa a pesar de que el gobierno ha desplegado decenas de miles de soldados y policías, principalmente en los estados fronterizos con Estados Unidos.

El domingo, ocho militares fueron hallados decapitados en el occidental estado de Guerrero, en el más duro golpe aplicado por los narcotraficantes al Ejército desde que comenzaron los operativos, en diciembre del 2006.

 

Ahora ve
No te pierdas