Un buque alemán frustra ataque pirata

Las maniobras de una nave de guerra impidieron el secuestro de un carguero egipcio por somalíes; en este años 110 barcos han sido atacados en el Golfo de Adén y 42 han sido plagiados.
KUALA LUMPUR (CNN) -

Las rápidas maniobras de un buque de guerra alemán detuvieron el jueves el ataque a un carguero egipcio por parte de piratas en el Golfo de Adén, informó la Agencia Marítima Internacional (IBM, por su sigla en inglés).

El rescate fue un signo de que los navíos extranjeros encargados de patrullar continúan navegando entre Europa y Asia adoptando tácticas más efectivas en contra de la piratería, dijo la agencia con base en Kuala Lumpur.

"A pesar del aumento de la presencia naval, los ataques siguen desarrollándose", comentó el oficial de IBM, Noel Choong. Ellos (los buques de guerra) no pueden estar en todas partes, pero la rápida acción de hoy por parte del buque alemán ayudó y es muy alentadora".

El aumento de los ataques a barcos provocó que los buques de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) comenzaran operaciones antipiratería en las costas de Somalia en octubre, en conjunto con otras naciones como China e India.

El buque de carga egipcio, con 31 tripulantes, navegaba hacia Asia cuando los piratas somalíes lo rodearon, disparando armas automáticas e hiriendo a uno de los tripulantes, dijo Choong, quien no dio los nombres del puerto ni del barco.

El buque alemán fue el primero en llegar al lugar, respondiendo a las señales de emergencia del barco egipcio, y logró ahuyentar a los piratas somalíes con su helicóptero, agregó.

El tripulante herido fue trasladado por vía aérea y recibió atención médica.

Durante este año se ha reportado el ataque de 110 barcos y 42 secuestros, dijo Choongf. Catorce de los navíos secuestrados aún están en manos de los piratas y más de 240 tripulantes permanecen de rehenes.

Cerca de 20.000 barcos al año transitan por el Golfo de Adén, desde y hacia el Canal de Suez.

Los piratas operan principalmente desde el norte de Somalia, en donde los choques entre islamistas y caudillos con apoyo estadounidense han impedido que el Gobierno pueda establecer orden.

El primer ministro somalí Mohamed Mohamud Guled, renunció el miércoles luego de estar sólo una semana en el cargo, provocando aún mayor inestabilidad en el país.

 

Ahora ve
No te pierdas