Ataques en Gaza dejan 225 muertos

Aviones de guerra y helicópteros de combate israelí atacaron hoy la Franja controlada por Hamas; tras uno de los días más sangrientos en 60 años de conflicto, Hamas promete venganza.
GAZA (CNN) -

Aviones de guerra y helicópteros de combate de Israel atacaron hoy la Franja de Gaza controlada por el grupo islámico Hamas, causando la muerte de al menos a 225 personas, en uno de los días más sangrientos para los palestinos en 60 años de conflicto con el Estado de Israel.

Hamas prometió venganza con actos que incluirán ataques suicidas en "cafés y calles" de Israel. Pero los líderes del Estado judío dijeron que la ofensiva duraría todo el tiempo que sea necesario y sugirieron que podrían incluso involucrar fuerzas terrestres.

Israel dijo que los ataques fueron en respuesta al lanzamiento casi diario e "intolerable" de cohetes por parte de militantes de Gaza, que se intensificaron después que Hamas terminó con un cese al fuego de seis meses hace una semana.

Los cohetes causaron pocos heridos, pero aguijonearon a los israelíes mientras se preparan para la elección de febrero. El sábado, un hombre murió por la explosión de un cohete lanzado tras el inicio de la incursión del Estado judío.

"Hay un momento para la calma y tiempo para la lucha, y ahora ha llegado el momento de luchar", sostuvo el ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak.

El ataque podría reducir a la nada las estancadas conversaciones sobre la creación de un Estado palestino.

El primer ministro de Israel, Ehud Olmert, dijo que la operación podría "tomar tiempo".

"Ciudadanos israelíes (...) es posible que en el corto término, el número de cohetes se eleve y que su alcance sea más lejano a lo que estamos acostumbrados", remarcó Olmert.

En tanto, una alta fuente militar del Estado judío sostuvo que la campaña podría expandirse.

"No tenemos tiempo límite para eso y estamos decididos a ir hasta el final si es necesario, con todas nuestras opciones, aire, tierra, lo que sea", remarcó la fuente.

Hamas no cederá

El líder de Hamas en Franja de Gaza dijo en un mensaje a los palestinos que Gaza nunca cederá ante Israel.

"No dejaremos nuestra tierra, no haremos flamear banderas blancas y no nos arrodillaremos ante nadie, salvo ante Dios", dijo Ismail Haniyeh un una carta al pueblo palestino publicada en un sitio en internet cercano a Hamas tras el ataque israelí en Gaza que dejó 205 personas muertos.

"Palestina nunca fue testigo de una masacre más desagradable que esta", dijo Haniyeh un un comunicado difundido por el canal de televisión del grupo, Al-Aqsa.

Una densa nube de humo negro se elevaba sobre Ciudad de Gaza, donde los muertos y heridos yacían tirados en el suelo, luego de que más de 30 misiles destruyeron más de 40 instalaciones de seguridad, incluyendo dos en las que Hamas realizaba ceremonias de graduación para nuevos reclutas.

El Ejército israelí apuntó contra "infraestructura terrorista" tras días de ataques con cohetes por parte de militantes desde Gaza hacia el sur de Israel que causaron daños pero pocos heridos.

Más de 700 palestinos resultaron heridos, dijeron fuentes médicas.

Los ataques con cohetes aumentaron la presión para actuar sobre los líderes políticos israelíes, al tiempo que se acerca la elección del 10 de febrero.

La ministra de Relaciones Exteriores de Israel, Tzipi Livni, una importante candidata para las elecciones del 10 de febrero, pidió apoyo internacional ante "una organización extremista islámica (...) que está siendo respaldada por Irán", el archienemigo de su país.

"Sólo la semana pasada Israel fue atacado desde la Franja de Gaza y en un día fueron disparados cerca de 80 misiles y morteros contra civiles israelíes", sostuvo. "Ya es suficiente", agregó.

Israel instruyó a miles de personas que viven a una distancia de hasta 30 kilómetros de la frontera con Gaza que permanezcan en "áreas seguras" en caso de que los ataques con cohetes arrecien.

EU, contra Hamas

El Gobierno del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, le pidió a Hamas que detenga los ataques fronterizos con cohetes y solicitó a Israel que evite las muertes de civiles en sus redadas, aunque no hizo un llamado para que el Estado judío termine con su ofensiva.

En tanto, la secretaria de estado Condoleezza Rice culpó a Hamas por la ruptura del cese al fuego con Israel.

"Estados Unidos condena fuertemente los repetidos ataques con cohetes y morteros contra Israel y señala a Hamas como responsable por la ruptura del cese al fuego y la renovación de la violencia en Gaza", sostuvo Rice en un comunicado.

"El cese al fuego debe ser restablecido de forma inmediata", agregó.

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, condenó el "excesivo uso de la fuerza" por parte de Israel y los asaltos de militantes palestinos, luego de exigir un "inmediato alto al fuego".

En tanto, el presidente palestino, Mahmoud Abbas, dijo que la ofensiva aérea israelí era "criminal" y pidió la intervención de la comunidad internacional.

El jefe de Política Exterior de la Unión Europea, Javier Solana, pidió un inmediato cese al fuego en Gaza e instó "a todos a aplicar máxima moderación", dijo su portavoz.

Egipto condenó los ataques y dijo que seguirá intentando restablecer la tregua, mientras los ministros de Relaciones Exteriores de los países árabes anunciaron que realizarán una reunión de emergencia en El Cairo el miércoles y no el domingo como se había planteado originalmente, para tomar una postura común frente a la ofensiva.

El día más sangriento

Una ofensiva israelí de cinco días en marzo causó la muerte a más de 120 personas, pero la cifra de muertos del sábado es la más alta en un día para los palestinos desde el inicio del conflicto en 1948, con el establecimiento del Estado judío.

"Los llamo (palestinos) a llevar adelante una tercera intifada (levantamiento)", dijo el líder de Hamas Khaled Meshaal en una entrevista con la cadena de televisión árabe Al Jazeera. La primera intifada palestina comenzó en 1987 y la segunda en 2000 tras el fracaso de las conversaciones de paz.

Hamas informó que murieron al menos 100 miembros de sus fuerzas de seguridad, incluido un jefe policial, Tawfiq Jabber, y el jefe de la unidad de protección y seguridad del movimiento islámico, junto con otras 15 mujeres y algunos niños.

Las morgues en la Franja de Gaza no pueden hacer frente a la cantidad de cadáveres.

El grupo islámico, que no reconoce el derecho a existir de Israel, dijo que todos sus complejos de seguridad en la Franja de Gaza fueron destruidos o seriamente dañados.

Grupos de rescate indicaron que temían que la operación israelí impulse una crisis humanitaria en el empobrecido enclave costero, donde habitan un millón y medio de palestinos, la mitad de ellos dependientes de ayuda alimentaria.

Hospitales de Gaza dijeron que se estaban quedando sin suministros médicos debido al bloqueo liderado por Israel, lo que incrementaba las posibilidades de que la cifra de muertos aumente.

Palestinos protagonizaron manifestaciones de protesta en el este de Jerusalén, Ramallah y Hebrón, desatando peleas con el Ejército israelí.

Ahora ve
No te pierdas