El mundo despide el 2008 con alivio

Australia, Filipinas e India despidieron el año tras ver el colapso de los mercados globales; habitantes de los distintos países reconocieron estar deprimidos, pero confiaron 2009 no será peor.
Sidney celebra el año nuevo
SYDNEY, Australia (AP) -

 En medio del júbilo y las celebraciones de Fin de Año, otro sentimiento está presente en las mentes de muchos al acabarse el 2008: alivio. Randolph King, de 63 años y residente en York, Inglaterra, trató de olvidar las pérdidas de su fondo de retiro sentado en una colina junto a la bahía de Sydney y esperando el espectáculo de fuegos artificiales de la ciudad. "Estoy esperando el 2009, porque las cosas no pueden empeorar mucho", dijo.

Enfrentando el fin de un año que vio el colapso de los mercados globales - y con ellos el ánimo del mundo -, personas en todo el mundo trataban de olvidar sus problemas en la que se supone sea una noche de fiestas.

En Filipinas, la presidenta Gloria Macapagal Arroyo habló de la esperanza por los días por venir, mientras que en Hong Kong, algunas personas admitieron que estaban demasiado deprimidas por sus problemas monetarios para sumarse a las celebraciones. Y en Malasia, el gobierno decidió no patrocinar ninguna fiesta.

En Sydney -la primera ciudad importante en recibir el Año Nuevo- los organizadores esperaban que el festival anual ofreciese a los festejantes un breve respiro de la crisis.

"Hay tanta miseria en todas partes", dijo el director del espectáculo de fuegos artificiales, Fortunato Foti. "Si podemos lograr que la gente lo olvide todo y piense solamente en los fuegos artificiales por 15 o 20 minutos, nuestro objetivo estará cumplido".

Armados con mantas, meriendas y sombrillas para protegerse del calcinante sol australiano, decenas de miles de personas esperaron durante horas junto a la bahía de la ciudad por los fuegos artificiales, y se piensa que la muchedumbre pudiera superar el millón.

Niños gritaron con regocijo cuando un espectáculo de fuegos artificiales para ellos comenzó a las 9 de la noche sobre el agua, en un preludio del evento principal más tarde.

En Hong Kong, donde se esperaba que miles acudiesen a la Bahía Victoria para los fuegos artificiales de medianoche, aquellos que tenían inversiones vinculadas al desplomado banco norteamericano Lehman Brothers dijeron que no podían encontrar gozo.

En India, mucha gente estaba contenta de ver el fin del 2008, durante el cual el país fue sacudido por ataques terroristas en varias ciudades, culminando con tres días de violencia en Mumbai que dejaron 164 muertos.

El año fue duro además para la economía india. El alza de la inflación y la crisis financiera global frenaron el crecimiento necesario para sacar a millones de personas de la pobreza, al tiempo que las bolsas de valores cayeron, afectando a los ricos y la clase media.

En Tokio, decenas de voluntarios revolvían enormes cazuelas de sopa de arroz, colocaron tiendas de campaña y repartieron mantas para los pobres.

 

Ahora ve
No te pierdas