El Papa cuestiona modelo de desarrollo

En su mensaje de año nuevo el jefe de la iglesia católica pide mayor atención a la crisis económica; para Benedicto XVI la pobreza amenaza la paz mundial.
CIUDAD DEL VATICANO (CNN) -

El Papa Benedicto XVI inició el Año Nuevo el jueves pidiendo solidaridad mundial, para combatir la pobreza global que empeoró por la crisis financiera.

El Pontífice, al elevar una tradicional plegaria de Año Nuevo por la paz, dijo que la crisis económica debería ser considerada una oportunidad para cuestionar "el modelo de desarrollo dominante" y enmendarlo para estrechar la brecha entre los que tienen y los que no tienen.

"Esta crisis necesita ser vista a profundidad, como un síntoma grave que requiere la intervención en sus causas", dijo el Papa a la multitud reunida en una Plaza de San Pedro azotada por la lluvia.

"No es suficiente -como diría Jesús- poner unos cuantos parches nuevos a una vieja prenda de vestir", dijo Benedicto XVI, quien agregó que los pobres del mundo y sus necesidades deben convertirse en una prioridad.

En los últimos meses, el Papa nacido en Alemania ha criticado fuertemente al sistema financiero mundial, calificándolo de autocentrado, miope y con falta de preocupación por los desvalidos.

El líder de los 1,100 millones de católicos del mundo, hablando con anterioridad en la Basílica de San Pedro, dijo que la pobreza amenazaba la paz en el mundo e instó a un nuevo ciclo de solidaridad y sobriedad.

"La actual crisis económica global debe también ser vista como una prueba: ¿Estamos listos para mirarla, en toda su complejidad, como un desafío para el futuro y no sólo como una emergencia que necesita respuestas de corta duración?", dijo el Papa durante la misa en la Basílica de San Pedro.

"¿Estamos preparados para una profunda revisión del modelo de desarrollo dominante para corregirlo de una manera concertada y de largo plazo?", preguntó.

El Papa agregó: "El estado del medio ambiente del planeta y, sobre todo, la crisis cultural y moral (...) están demandando esto, incluso más que los problemas financieros inmediatos".

Durante la misa en la basílica, el Papa reiteró su llamamiento a poner fin al conflicto en la Franja de Gaza, diciendo que la violencia era también una forma de pobreza y que una gran mayoría de israelíes y palestinos quería la paz.

Ahora ve
No te pierdas