Obama busca apoyo para plan económico

El presidente electo busca presionar a los congresistas para obtener un paquete de alivio fiscal; analistas calculan en 775,000 mdd el plan, pero dudan que quede listo antes del 20 de enero.
WASHINGTON (CNN) -

Con un panorama económico cada vez más oscuro, el presidente electo de Estados Unidos fue al Congreso dos semanas antes de asumir el cargo con el fin de conquistar el apoyo republicano para un enorme paquete de estímulo con grandes recortes impositivos como bandera. "Estamos en un punto muy difícil (...) La situación está empeorando", dijo Barack Obama a periodistas mientras con un grupo de asesores económicos entraba y salía de reuniones con demócratas y republicanos en la Cámara de Representantes y el Senado.

Aunque Obama reconoció que el paquete de estímulo económico -al que se le calcula un valor de hasta 775,000 millones de dólares a lo largo de dos años- no estará listo como él deseaba para el 20 de enero, cuando asume su mandato, algunos republicanos claves se están moviendo en ese sentido.

"Creo que habrá un entusiasmo republicano generalizado porque un porcentaje significativo del paquete será un alivio impositivo", dijo Mitch McConnell, líder de la bancada republicana en el Senado, tras reunirse con Obama.

"Estamos interesados en ver no sólo el tamaño del paquete impositivo sino como está trabajado", señaló el senador. Como Obama propuso durante su campaña, los trabajadores tendrán un crédito fiscal de 500 dólares sobre sus salarios y las empresas recibirán exenciones impositivas para crear empleo, parte de lo que un asesor demócrata dijo podrían ser 300,000 millones de dólares en recortes impositivos.

Incluso con los recortes impositivos, los republicanos -que son minoría en ambas cámaras del Congreso- enfatizaron sus preocupaciones sobre el tamaño del proyecto de estímulo, que podría alcanzar un billón de dólares.

"Si bien queremos que la economía vuelva a moverse, el tamaño total y cómo se lo trabaja va a ser importante", dijo John Boehner, jefe de los republicanos en la Cámara de Representantes.

Un allegado a la jefatura de la bancada demócrata en la Cámara dijo que el objetivo es aprobar el proyecto de estímulo para fines de enero, dando tiempo al Senado para que debata un proyecto que Obama podría firmar y promover como ley para el inicio del próximo receso legislativo, el 13 de febrero.

"Prevemos que para fines de enero o la primera semana de febrero tendremos la parte principal de esto concluida", dijo Obama.

Durante su primera visita al Capitolio desde que fue elegido el 4 de noviembre, Obama se reunió con la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, y dijo que los nuevos datos de empleo posiblemente sean "aleccionadores" y destacó la necesidad de actuar.

La actual recesión estadounidense comenzó en diciembre del 2007, y de acuerdo a un sondeo, los economistas esperan que datos del Departamento de Empleo muestren el viernes que las nóminas de pago se han reducido en 500,000, lo que llevaría la pérdida de empleos durante el 2008 a 2.5 millones.

Por otra parte, Obama asumirá la presidencia con las cámaras legislativas a su favor.

Las elecciones de noviembre ampliaron la mayoría demócratas en la Cámara de Representantes y si dos votaciones pendientes de definición en el Senado los favorecen tendrían su mayoría más amplia en esa Cámara en 30 años -59 de 100 senadores-, casi suficiente para superar los bloqueos de procedimiento de los republicanos.

Un asesor de Obama dijo que posteriormente esta semana, posiblemente el jueves, el presidente electo tiene previsto dar un discurso donde enfatizará sobre la urgencia de la crisis y lo que se necesita para enfrentarla.

En el mensaje, el futuro mandatario advertiría que la tasa de desempleo corre el riesgo de llegar al 10% si no se toman acciones.

Mientras algunos asesores demócratas dijeron que Obama estaba buscando la aprobación de un proyecto de estímulo económico que alcanzaría a los 775,000 millones de dólares durante dos años, el presidente de la Comisión de Presupuesto y Asignaciones de la Cámara de Representantes, David Obey, insistió en que aún no hay decisiones finales.

En una entrevista con Reuters, el demócrata por Wisconsin dijo que "ciertamente no considero ningún número como fijo", y agregó que "mi temor en este punto es que este paquete sea más pequeño de lo que necesita serlo" para crear suficiente trabajos que den impulso a la economía.

Un 60% del plan de Obama iría a gastos básicos en caminos, puentes, educación y servicios de salud, mientras que el 40% restante se destinaría a recortes de impuestos para la clase media y las empresas, indicaron asesores del partido, con lo que buscan atraer el apoyo republicano.

Ahora ve
No te pierdas