Un trámite del IMSS el más inútil

El trámite significaba 8 autorizaciones y 4 días para conseguir un medicamento en el Seguro Social; el presidente Felipe Calderón otorgó el premio por 300,000 pesos a la ganadora.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El presidente Felipe Calderón Hinojosa ratificó su compromiso por impulsar una nueva cultura del servicio público y ejercer un gobierno honesto, responsable, solidario que procure el bien común y que cueste menos y haga más.  

El mandatario entregó los premios por el "Trámite más inútil", de los cuales en la categoría federal lo obtuvo una mujer que señaló el papeleo innecesario para obtener un medicamento en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).  

En la ceremonia de premiación de la Convocatoria Ciudadana para Identificar el Trámite Más Inútil, expuso que la mejora de la gestión sólo tendrá éxito si también se realiza en los niveles estatales y municipales, "porque la ciudadanía no distingue entre niveles de burocracia".  

En el Salón Adolfo López Mateos de Los Pinos, indicó que instruyó al titular de la Secretaría de la Función Pública, Salvador Vega, para dar seguimiento puntual a la mejora regulatoria de todos los trámites federales que han sido identificados como inútiles, engorrosos o complicados.  

Señaló que de ninguna manera echa "en saco roto" las denuncias, y recordó el refrán: "cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar", para sugerir a los servidores públicos del gobierno federal que empiecen a revisar sus trámites "que aunque no hayan ganado fueron ya señalados por los ciudadanos" para que puedan corregirse.  

El mandatario entregó premios al "Trámite más inútil", de los cuales en el ámbito federal fue para Deyanira Velázquez Tello, con 300,000 pesos, por señalar un trámite del IMSS para la compra y el surtimiento de un medicamento que pasa por ocho manos, entre firmas y autorizaciones, y se prolonga cuatro días.  

En el ámbito estatal el diploma y el cheque por 100,000 pesos fueron para Ana María Calvo, con el trámite de Juicio de Aclaración de Acta de Nacimiento ante la Dirección General del Registro Civil de la delegación Gustavo A. Madero, en el Distrito Federal.  

En tanto, en el nivel municipal Montserrat Contreras Castañeda obtuvo el premio y 100,000 pesos por inscribir un trámite para la Constancia de Residencia en Toluca, Estado de México. 

Calderón sostuvo que el gobierno federal estará atento a la transformación de procesos de gestión de instituciones gubernamentales que tienen mayor contacto con la sociedad.  

Entre ellas los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS), de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y el Infonavit, así como la Secretaría de Educación Pública (SEP), el Sistema de Administración Tributaria (SAT) y la compañía de Luz y Fuerza del Centro (LyFC).  

Insistió en que se ha propuesto impulsar una nueva cultura del servicio público, pues está decidido a ejercer un gobierno que diseñe y ponga en operación políticas y prácticas que se traduzcan en beneficios tangibles para la sociedad.  

Consideró "vital" que los tres órdenes de gobierno reduzcan la excesiva carga de trámites, la discrecionalidad que genera no sólo molestias al ciudadano sino también corrupción, y atiendan de manera expedita las demandas de la gente.  

La ciudadanía, subrayó, no distingue entre niveles de burocracia, no sabe y no tiene por qué saber que el funcionario que le está obstruyendo en algo elemental para su vida es del ayuntamiento o es del gobierno del estado o el federal.   

Llamó a los gobiernos estatales y municipales para que hagan juntos un esfuerzo adicional para eliminar los trámites innecesarios y ofrecer un servicio de altura, "a la altura de la exigencia y de la dignidad de los mexicanos".  

Con razón y con toda justicia los ciudadanos exigen resultados, "y esto aplica no sólo a la tarea de buen gobierno para otorgar un trámite de cambio de aclaración de un acta o de residencia, sino también para las cosas más elementales del servicio público, desde la seguridad hasta la prestación de servicios de salud", agregó.  

Ratificó su compromiso de mejorar las prácticas públicas en el gobierno federal, e hizo ver que "estamos obligados a ejercer con probidad y con eficiencia los recursos del erario, porque el mandato que recibimos es servir a los ciudadanos y no servirnos de los ciudadanos".  

Añadió que se mantendrá el trabajo sin descanso en la reducción y eliminación de la tramitología burocrática inútil, en la desregulación interna del gobierno, y en el uso de tecnologías que faciliten el cumplimiento ciudadano de sus obligaciones.  

También en el rediseño de estructuras obsoletas y costosas y en una nueva mística de valores y de servicio a la sociedad.

 

Ahora ve
No te pierdas