Israel sufre ataque de cohetes

Tres cohetes, provenientes de Líbano, impactaron el norte de Israel , sin causar bajas; Israel proseguía su ataque en la Franja de Gaza, que hasta el momento ha dejado 700 muertos.
Israel Gaza  (Foto: CNN)
JERUSALEN (AP) -

Tres cohetes procedentes del Líbano hicieron impacto el jueves en el norte de Israel amenazando abrir un nuevo frente de lucha, mientras los israelíes proseguían una sangrienta ofensiva en la Franja de Gaza que ya ha dejado unos 700 muertos.

Los cohetes no causaron bajas, pero plantearon la posibilidad de una reanudación de hostilidades con Jezbolá, dos años y medio después que Israel combatió con la guerrilla durante 34 días. Esa guerra estalló en el 2006 mientras los israelíes luchaban contra milicianos palestinos en Gaza.

El gobierno libanés condenó rápidamente el disparo de cohetes y dijo que trataba de localizar a los responsables. Israel efectuó disparos de morteros contra el sur del Líbano en respuesta.

En su ataque en Gaza, Israel mató a por lo menos 11 personas, incluyendo tres que huían de sus casas, elevando la cifra de bajas de su ofensiva de 13 días a 699 personas, según funcionarios médicos palestinos.

La ofensiva israelí pretende poner fin a los ataques de cohetes palestinos en el sur de Israel. Pero con la mitad de los muertos al parecer civiles, los esfuerzos internacionales por orquestar un cese de fuego han cobrado fuerza.

Por segundo día consecutivo, Israel suspendió su ofensiva durante tres horas para permitir el ingreso de suministros a Gaza.

Sin embargo, el vocero Adnan Abu Hasna, de las Naciones Unidas, dijo que los soldados israelíes dispararon contra un camión de una misión de ayuda de la ONU y mataron a su chofer palestino. Dijo que la ONU había coordinado el envío con Israel y que el camión atacado lucía la bandera y la insignia de la organización internacional.

Posteriormente, la ONU anunció la interrupción del envío de ayuda a Gaza debido a los ataques israelíes a su personal e instalaciones. El vocero Chris Gunness dijo que la suspensión continuaría hasta que se pudiera garantizar la seguridad del personal de la ONU.

El ejército israelí dijo que investigaba el ataque al camión.

Esta semana, un ataque israelí cerca de una escuela de la ONU mató hasta unas 40 personas. Israel adujo que disparó después que milicianos confundidos entre la multitud efectuaron disparos de morteros contra los soldados israelíes.

Un cohete procedente del Líbano atravesó el techo de un asilo para ancianos en la ciudad norteña de Nahariya, a 8 kilómetros (5 millas) de la frontera, y estalló en la cocina mientras unos 25 residentes desayunaban en el comedor. Uno de ellos se fracturó una pierna y otro sufrió magullones, aparentemente al resbalar sobre el piso después que se abrieron los rociadores de agua de emergencia.

Unas tres horas después, las sirenas de alarma volvieron a sonar, pero las autoridades dijeron que fue una falsa alarma.

Israel ha dicho estar preparado para un posible ataque desde el norte desde que desencadenó su ofensiva contra milicianos de Hamas en Gaza el 27 de diciembre. Israel ha movilizado a miles de reservistas y ha amenazado a Jezbolá con una dura represalia si entra en la lucha.

"Estamos observando lo que ocurre en el norte. Estamos preparados y responderemos según sea necesario", dijo a la prensa el ministro de defensa Ehud Barak.

Nadie se atribuyó los disparos de cohetes. Jezbolá, que no formuló comentarios por el momento, ha dicho que no desea sumir al Líbano en otra guerra.

Funcionarios israelíes sugirieron que grupos radicales disidentes en el Líbano, y no Jezbolá, fueron responsables y dijo que Israel no tenía interés en intensificar el conflicto.

El ministro sin cartera Isaac Herzog saludó la condena libanesa del ataque. "Lo consideramos como un hecho local, como algo previsible", comentó.

Herzog agregó que Israel acepta las gestiones diplomáticas egipcio-francesas, pero agregó que el gobierno está dispuesto a "profundizar" su ofensiva si fallan los esfuerzos por concretar la paz.

Ahora ve
No te pierdas