Israel ignora resolución de la ONU

El gobierno de ese país se negó al exhorto de Naciones Unidas para cesar los bombardeos; el primer ministro, Ehud Olmert, dijo que palestinos continúan lanzando misiles al estado judío.
GAZA (CNN) -

Israel mantiene los ataques en la Franja de Gaza, ignorando la resolución aprobada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas pidiendo un alto el fuego inmediato a un conflicto que ya lleva dos semanas.

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, rechazó la resolución de la ONU y la calificó como "impracticable" destacando que el viernes fueron lanzados nuevamente misiles palestinos a territorio del estado judío. Añadió que el Ejército continuará defendiendo a sus ciudadanos.

"El disparo de misiles esta mañana sólo muestra que la decisión de la ONU es impracticable y que no será respaldada por las organizaciones asesinas palestinas", dijo en un comunicado.

Mientras las bombas sacudían el enclave costero en la jornada número 14 desde que se iniciaron los ataques israelíes en Gaza, los más altos ministros de Israel se reunieron para considerar los pasos a seguir sobre la ofensiva.

La ministra de Relaciones Exteriores de Israel, Tzipi Livni, dio indicios de que es poco probable que la artillería de su país quede en silencio: "Israel ha actuado, está actuando y continuará actuando sólo de acuerdo a sus consideraciones, las necesidades de seguridad de sus ciudadanos y su derecho a la autodefensa".

Israel ha dicho que su objetivo es detener la caída de misiles en sus ciudades. Al menos 14 cohetes fueron disparados hacia territorio israelí el viernes, menos que las decenas que el grupo islámico Hamas estaba en condiciones de disparar en los primeros días de la guerra.

Olmert, su ministro de Defensa Ehud Barak y Livni mantuvieron una reunión, pero el pedido de alto al fuego de la ONU pareció ejercer muy poca presión para detener los ataques que han causado la muerte de cientos de palestinos.

Estados Unidos, aliado clave de Israel, se abstuvo destacando que las conversaciones para una tregua estaban todavía en curso bajo la mediación de Egipto.

El gabinete de seguridad de Olmert pospuso el miércoles una decisión sobre si lanzar una escalada masiva de la ofensiva contra Hamas.

Los cazas israelíes siguieron bombardeando el viernes los alrededores de Ciudad de Gaza, según testigos. En otras zonas, médicos palestinos dijeron que los tanques dispararon contra una casa en Beit Lahiya, en el norte de la Franja, matando a seis miembros de una familia.

La fuerza aérea israelí atacó al menos 50 objetivos a lo largo del territorio palestino, entre ellos plataformas de lanzamiento de cohetes y lugares donde se fabricaban estos proyectiles, dijo un portavoz militar.

La resolución de la ONU, por la que presionaron países árabes de cara a los esfuerzos de Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos para que se adoptara un comunicado con una redacción más débil, pide que se tomen medidas para evitar el contrabando de armas hacia Gaza y que se abran los pasos fronterizos.

El texto dice que debería existir una "entrega sin impedimentos" y distribución de la ayuda en el territorio, donde viven 1.5 millones de palestinos, muchos de los cuales dependen de la ayuda alimentaria.

Los militares israelíes parecen deseosos de avanzar en la ofensiva terrestre con lo que se ha denominado "tercera etapa" de la operación, con fuerzas terrestres adicionales enviadas al corazón de Gaza para intentar obtener más objetivos.

Los líderes de Hamas enviaron señales ambiguas sobre la resolución de la ONU. El portavoz Ayman Taha dijo que el grupo no reconoce lo actuado por la ONU por no haber sido consultado, pero otro portavoz de Hamas dijo que se estaba "estudiando" la resolución.

La agencia de asistencia de ONU, que distribuye la mayor parte de la ayuda en Gaza, mantuvo suspendidas sus operaciones el viernes tras la muerte de uno de sus conductores durante un ataque israelí. No estaba claro cuando se reiniciaría la distribución.

Funcionarios de Hamas dijeron que la cifra de palestinos muertos ha llegado a 783 y que más de un tercio son niños.

Diez soldados han muerto durante la operación militar lanzada por Israel para aplastar a las fuerzas de Hamas y detener los disparos de cohetes desde Gaza.

Israel dice que está haciendo lo que puede para evitar las víctimas civiles, pero acusó a Hamas de colocar deliberadamente a sus combatientes cerca de viviendas y mezquitas.

 

 

Ahora ve
No te pierdas