Hemos hecho al mundo más libre: Bush

El presidente salió en defensa de la política exterior que impuso durante su gobierno; Bush heredará a Obama varios conflictos por resolver, como la guerra en Irak y la disputa con Corea.
George W. Bush
WASHINGTON (CNN) -

El presidente George W. Bush defendió este jueves sus antecedentes en política exterior, desde la impopular guerra en Irak hasta sus disputas nucleares con Irán y Corea del Norte, en un último intento por limpiar su controvertido legado.

"Hemos hecho al mundo más libre", insistió Bush durante una ceremonia en el Departamento de Estado, cinco días antes de entregar la presidencia al demócrata Barack Obama.

Aunque Bush se concentró en lo que consideró como los éxitos de su gobierno, dejará a Obama una serie de asuntos pendientes, entre ellos las guerras en Irak y Afganistán, un conflicto en la Franja de Gaza y la muy dañada imagen de Estados Unidos en el extranjero.

Obama también heredará de Bush la peor crisis financiera en casi 80 años, un colapso que ha golpeado duramente a la economía de Estados Unidos y que ha tenido repercusiones en todo el mundo.

Mientras se acaba el tiempo de una presidencia que muchos historiadores ya consideran como la peor de la historia del país, Bush y sus colaboradores usaron su último día de eventos públicos antes de la Juramentación de Obama para intentar mostrar lo positivo de sus dos períodos en el poder.

"El juicio de la historia pocas veces es el mismo de los titulares de hoy", dijo la secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, en un discurso de presentación lleno de elogios a Bush.

Bush pronunciará el jueves sus últimas palabras desde la Casa Blanca en un discurso televisado de 13 minutos que dijo apelaría al pueblo estadounidense para que "siga enfrentando al mundo con confianza".

Los discursos de despedida son una tradición de los líderes estadounidenses que dejan el poder, pero la situación es especial para Bush, que dejará su cargo con uno de los menores índices de aprobación pública respecto de cualquier otro presidente de la era moderna del país, en torno a un 25%.

Bush utilizó su presentación ante el Departamento de Estado para insistir en que Estados Unidos ha logrado grandes avances en la guerra contra el terrorismo, que él declaró después de los ataques del 11 de septiembre del 2001.

"Construimos una coalición de más de 90 países para luchar contra el terrorismo y difundir la causa de la libertad", dijo al personal del Departamento de Estado y a un grupo de diplomáticos extranjeros.

Ahora ve
No te pierdas