Cajas negras apoyan versión acuatizaje

Los aparatos capturaron ruidos de golpes, la pérdida de fuerza en motores y la llamada de auxilio; el avión de US Airways, con 155 pasajeros, se vio obligado a bajar de emergencia en el río Hudson.
NUEVA YORK (AP) -

Las cajas negras recuperadas del avión de pasajeros de US Airways que acuatizó a salvo en el río Hudson la semana pasada capturaron los ruidos de golpes, la repentina pérdida de fuerza en los motores y la calmada llamada de auxilio del piloto, evidencia que apoya el recuento de la tripulación de haber chocado con una bandada de gansos tras el despegue. El piloto, Chesley "Sully" Sullenberger, elogiado por ayudar a salvar la vida de las 155 personas a bordo, ha dicho que el avión se topó con las aves y perdió la funcionalidad de las dos turbinas poco después de que investigadores escuchasen "el sonido de golpes y una rápida reducción en el ruido de los motores", dijo Kitty Higgins, de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte.

Sullenberger seguidamente discutió posibilidades de aterrizaje en diversas pistas en Nueva Jersey antes de decidir intentar el aterrizaje en el río, dijo Higgins.

Nueve segundos antes del amaraje forzoso, el piloto le dijo a los pasajeros que se prepararan para el impacto e informó a los controladores aéreos que iba a bajar sobre el río Hudson, dijo Higgins.

Los despachos de la grabadora de voces en cabina fueron descritos como "un ejercicio muy calmado, compuesto", dijo Robert Benzon, un veterano investigador de la junta.

En Washington, el portavoz de la junta de transporte Peter Knudson dijo que los indicios preliminares de los datos de radar del despegue el jueves desde el Aeropuerto La Guardia, en Nueva York, no mostraban nada que parezcan pájaros, pero los investigadores van a seguir analizando todos los datos electrónicos para determinar qué veía el piloto en su pantalla, agregó.

Los restos del Airbus A320 fueron transportados en una barcaza a la marina de Nueva Jersey el domingo por la noche, a fin de que los investigadores pudieran evaluar los alcances de los daños de manera cercana.

Bajo una fuerte nevada, varios remolcadores arrastraron la barcaza, que se encontraba varada en un dique a unas cuantas cuadras de donde se encontraba el Centro de Comercio Mundial, en un viaje de 90 minutos a la Weeks Marina en Jersey City.

La búsqueda del motor izquierdo de la nave fue suspendido hasta el martes, debido al hielo en el río, que hace demasiado peligroso el mandar buzos o equipos de sonar.

 

Ahora ve
No te pierdas