Cemex y AHMSA, a salvo en Israel

Las dos únicas plantas mexicanas instaladas en ese país no sufrieron daños con el conflicto militar; el impacto económico también fue nulo, debido a que el comercio no detuvo sus operaciones.
Gaza  (Foto: CNN, )
Gisela Vázquez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los ataques militares que se produjeron en la Franja de Gaza durante tres semanas no afectaron el comercio bilateral entre México e Israel.

"Los puertos y los aeropuertos siguen trabajando y las mercancías pueden entrar y salir sin ningún problema", aseguró Liat Shaham, consejera comercial de la Embajada de Israel en México.

En entrevista, la funcionaria precisó que además de AHMSA y Cemex -que compró a la principal cementera local hace dos años-, no hay otras firmas mexicanas que tengan plantas instaladas en ese país.

La confrontación militar estuvo limitada en la región sur de Israel y no tuvo impacto económico en otras partes del país, aseguró la funcionaria.

El pasado sábado, el primer ministro de Israel, Ehud Olmert, anunció un cese el fuego unilateral en la Franja de Gaza, luego de tres semanas de operaciones militares contra la organización militante palestina Hamas.

"Como en todo conflicto o desastre natural, la comunidad empresarial siempre se preocupa del impacto sobre los negocios. Desde el punto de vista práctico, los únicos afectados son aquellos que comercian directamente con Gaza y aquellos que están en el sur del país", señaló en entrevista Roberto Spindel, presidente del Capítulo México de la Cámara de Comercio Israel América Latina.

La planta de Altos Hornos de México (AHMSA) está ubicada lejos de la zona del conflicto, en la frontera con Jordania y Egipto, en el desierto del Neguev. Ahí a través  de su subsidiaria Steel Israel, AHMSA, encabezada por el polémico empresario Alonso Ancira, opera la mina Arava Mines de extracción de cobre y tiene en proyecto, la construcción de una planta de tratamiento de cobre. 

Francisco Orduña, vocero de la compañía en México, rechazó que el reciente conflicto les haya afectado.

"No hemos tenido ningún problema. Nuestras operaciones son absolutamente normales", puntualizó.

Según datos de la Cámara de Comercio Israel América Latina, en el cuarto trimestre de 2008 las importaciones de México a Israel sumaron 160 millones de dólares, es decir, crecieron en un 60% respecto a igual lapso del año previo.

Los principales productos que Israel envío a México fue maquinaria, autopartes y componentes eléctricos. Roberto Spindel precisó que no se sabe con exactitud el número de compañías mexicanas con intereses en Israel. "Mucha de la exportación se realiza a través de agentes", agregó.

Por su parte, Abraham Zetune, presidente de la Cámara de Comercio México-Israel sostuvo que hasta el momento no se tiene registro de que alguna empresa mexicana haya interrumpido sus negocios en ese país. "Desinversiones, definitivamente no", puntualizó.

Liat Shaham, reiteró que tanto empresarios como empleados en Israel están totalmente mentalizados de que puede haber conflictos y continuar laborando. "Las instalaciones de las compañías están totalmente equipadas y pueden seguir trabajando", añadió Shaham

La Embajada de Israel en México, a través de su consejera comercial, informó que los mercados de valores y divisas operan con normalidad. Incluso desde que iniciaron los ataques (27 de diciembre) al pasado fin de semana el Indice Tel Aviv del mercado de valores registró un aumento del 10%.

Con información de Daniela Guazo.

Ahora ve
No te pierdas