Bolivia nacionaliza empresa petrolera

El gobierno boliviano estatizó la firma petrolera mixta Chaco, filial de Pan American Energy; la medida fue tomada luego de fracasar una negociación de traspaso de acciones.
Evo Morales
LA PAZ (CNN) -

Bolivia nacionalizó el viernes la empresa petrolera mixta Chaco, que controlaba el grupo Pan American Energy, tras fracasar una negociación de traspaso de acciones.

El presidente Evo Morales firmó el decreto de nacionalización a las 11:00 hora local (15:00 GMT), en un acto anunciado con mínima anticipación, dos días antes de un referendo sobre una nueva constitución que consolidaría el control estatal sobre los recursos naturales.

Con el acto, transmitido en vivo por la televisión estatal desde un yacimiento explotado por Chaco, el gobierno boliviano completó la recuperación del control de las empresas petroleras mixtas que eran operadas por transnacionales desde una privatización de mediados de la década pasada.

"La empresa que respeta las normas bolivianas como socia, bienvenida, está garantizada su inversión, (pero) a la empresa que no respeta las normas bolivianas, tenemos todo el derecho de tomar medidas para recuperar la propiedad de los bolivianos", dijo Morales en breve discurso.

El mandatario, quien estaba acompañado por el alto mando militar, varios ministros y líderes sindicales nacionales, justificó así la decisión de traspasar forzosamente a la estatal YPFB el aproximadamente 51% de acciones que Pan American Energy, a través de su filial Amoco, tenía en Chaco.

Fuentes oficiales indicaron que YPFB, que era socia de Chaco, quedó en control del 98.97 de la empresa nacionalizada y consolidaría la acción en cuestión de horas con una toma física de las oficinas de Chaco en la ciudad oriental de Santa Cruz. El saldo de Chaco pertenece a ex trabajadores petroleros.

"Se nacionaliza la totalidad de las acciones" de Amoco en Chaco, determinó el decreto leído y firmado en el campo petróleo Carrasco, en el departamento central de Cochabamba, uno de los varios yacimientos explotados por Chaco y que atienden principalmente el mercado interno de carburantes líquidos y gas licuado.

Según el Gobierno, Pan American Energy no cumplió un decreto previo que le ordenaba traspasar vía negociación una pequeña fracción de ese paquete a la petrolera estatal local YPFB para que ésta alcance la mayoría en la compañía mixta.

Las conversaciones fracasaron, lo que obligó a Morales a firmar un decreto para nacionalizar la compañía, que según registros oficiales tenía casi el 5 por ciento de las reservas bolivianas de gas natural y desarrollaba planes para aumentar la oferta de ese producto a Argentina.

Compensación

El gobierno había ofrecido 4.8 millones de dólares a Pan American Energy por el poco más de uno por ciento de acciones que necesitaba para alcanzar la mayoría absoluta y el control de Chaco. No se reveló de inmediato cuánto pagará el Estado por todas las acciones de la transnacional, aunque el decreto dispuso que habrá tal compensación.

Pan American Energy es controlada en un 60% por el grupo británico BP. El resto del capital está en manos de la petrolera argentina Bridas.

El gobierno izquierdista boliviano lanzó en mayo del 2006 un programa de nacionalización de los hidrocarburos por el que el Estado debe pasar a controlar las petroleras privadas que operan en el país.

El domingo, los bolivianos deberán decidir en las urnas sobre una nueva Constitución socialista que profundizaría el programa de nacionalización de la economía del país más pobre de Sudamérica.

Bolivia tiene las segundas mayores reservas de gas natural de Sudamérica detrás de Venezuela. Los principales destinos de sus exportaciones gasíferas son Brasil y Argentina.

A diferencia de los roces con Pan American Energy, el Gobierno boliviano logró

 

Ahora ve
No te pierdas