Chávez, diez años en el poder

El presidente venezolano cumple una década en la presidencia duramente criticada por algunos; Hugo Chávez busca la reelección en el poder en un referendo que se realizará el 15 de febrero.
Chavez  (Foto: CNN, )
CARACAS (CNN) -

El presidente Hugo Chávez cumple el lunes 10 años en el poder y tiene la intención de seguir al timón de Venezuela al menos otra década más porque cree que le falta más tiempo para afianzar su "revolución socialista", pretensión que suena a esperanza para unos y a amenaza para otros. Es un momento crucial para el futuro del proyecto que abandera Chávez, que el 15 de febrero se juega gran parte de su capital político en un referendo con el que busca eliminar el límite a la reelección de cargos públicos, desde el Presidente de la República hasta todos los mandatos de elección popular.

Apurado por una crisis económica mundial que ha derrumbado los precios del crudo, vital producto de exportación del país, y una oposición fortalecida tras ganar algunas gobernaciones y alcaldías clave en las regionales del 2008, Chávez lanzó una "guerra relámpago" para aprobar una enmienda a la Constitución que le abre las puertas del poder más allá del 2013.

Pero, aunque su popularidad ronda niveles del 60% y su aceptación es muy elevada sobre todo en los estratos más desfavorecidos del país, encuestas muestran un reñido panorama semanas antes de que el país vuelva a las urnas.

"Sin Chávez, lo pierdes todo", reza la campaña oficialista para animar la participación de sus bases en los comicios, luego de que en 2007 la alta abstención entre los simpatizantes del presidente llevó al traste una amplia reforma de la carta magna que ya incluía la posibilidad de reelección continua.

Para el Gobierno, 10 años de gestión revolucionaria han significado un descenso de 17 puntos en los índices de pobreza y un aumento del índice de desarrollo humano a 0.84 puntos desde el 0.69 en el 1998, cuando Chávez llegó al poder; todo esto gracias a masivos programas sociales que han atendido áreas como la salud, la educación o la alimentación "del pueblo".

Sin embargo, sus críticos rebaten esta avalancha de cifras positivas con una sola explicación: un espejismo de bienestar consumista al calor de un boom petrolero sin precedentes que se desinflará al compás de la baja del precio del crudo, con el consecuente efecto sobre las reservas internacionales acumuladas por el país sudamericano.

"Chávez le ha prometido un paraíso a los venezolanos y ese paraíso, que él llama socialismo, depende de que el petróleo esté a más de 120 dólares", dijo el novelista Alberto Barrera, autor de la biografía "Hugo Chávez, sin uniforme".

Para analistas, aunque la actual administración supo repartir los réditos de la bonanza energética mejor que sus predecesoras, volvió a fracasar en utilizar esa renta para acometer reformas estructurales que diversificaran el aparato productivo creando fuentes de desarrollo sustentables.

Presidente y comandante

Para los defensores del ecléctico "socialismo del siglo XXI" que propugna Caracas, los logros del "Comandante" no pueden ser limitados a la fría estadística, atribuyéndole una serie de conquistas simbólicas para los sectores excluidos.

"Con Chávez manda el pueblo", es otra de las consignas que el oficialismo recupera en cada proceso comicial para recordar a su potencial electorado que el actual presidente, un militar retirado de orígenes humildes, es "uno de los suyos".

"Chávez politizó la miseria, le dio a los pobres una experiencia de poder y una conciencia de su poder dentro de la sociedad, inéditos en Venezuela. De ahora en adelante no va a haber plan para agenda para el país que no entienda que nuestra primera tragedia es la desigualdad", explicó Barrera.

Más de una decena de elecciones en 10 años han multiplicado la participación del ciudadano en el debate político, pero este frenético devenir electoral también ha sido epicentro de una permanente polarización que ha puesto al país en un estado de tensión permanente.

También la escena internacional se ha dividido en torno a la controvertida política del gobernante, atizada por el encendido discurso socialista y antiimperialista de Chávez, quien todavía se muestra en compás de espera ante el nuevo presidente de Estados Unidos, Barak Obama.

Para sus críticos, en esta última década también hay retrocesos que no pueden ser reflejados en índices o tablas: pérdida de independencia entre los poderes, socavo y desprestigio de las instituciones y una ineficiencia gubernamental que disparó la inseguridad y la corrupción.

"Uno de los grande fracasos es el deterioro institucional del país, no solamente de los poderes del Estado, sino también de lo que el Estado hace con los poderes", dijo el sociólogo Luis Pedro España, director del Centro de Estudios Económicos y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello.

Sus más acérrimos detractores claman sin dudar que Chávez es un dictador en ciernes que busca implantar en el país socio de la OPEP un modelo comunista similar al de su amigo y aliado cubano Fidel Castro.

Pero, expertos atribuyen a sus adversarios parte del enorme poder que ha acumulado Chávez en estos años, en los que un intento de golpe le permitió "depurar" las Fuerzas Armadas, un paro para forzar su salida del poder le dio el control de la industria petrolera y un referendo activado por la oposición para revocar su mandato relanzó la popularidad del gobernante.

Todavía el mercado político venezolano carece de un liderazgo alternativo a Chávez y, pese a tímidos avances, los partidos que le adversan siguen fragmentados, débiles y sin un proyecto definido para desbancar en las urnas en las próximas presidenciales del 2012 a la "revolución bolivariana".

"Por un lado, tenemos a Chávez con una propuesta de país más o menos articulada y por el otro, un sector opositor que lo único que lo articula es que Chávez se vaya", opinó Germán Campos, analista de la encuestadora Consultores 30.11.

Hechos relevantes en la década de Chávez en el poder

Hugo Chávez cumple una década en la presidencia de Venezuela el 2 de febrero, mandato marcado por su particular estilo locuaz, agresivo y poco convencional.

A continuación algunos hechos relevantes del Gobierno del líder anti estadounidense, que está en medio de su campaña para eliminar los límites a su reelección.

 

Año

Sucesos

1999

Asume como presidente jurando sobre una "moribunda" Constitución. Avanza en su promesa de refundar la República cuando una Asamblea Constituyente dominada por sus seguidores redacta una nueva carta magna, aprobada en referendo con el 72% de apoyo y un 55% de abstención.

Simultáneamente a los comicios se producen deslaves en varios estados del país, principalmente en Vargas, donde mueren más de 16,000 personas, según información oficial.

En sus primeras decisiones, Chávez prohibe a la oficina antidrogas de Estados Unidos (DEA) sobrevolar Venezuela.

 

2000

Logra un 60% de apoyo cuando la nueva Constitución obliga a relegitimar los poderes. Sus seguidores siguen desplazando a la oposición al ganar casi la mitad del Legislativo.

Además refuerza lazos con Cuba y comienza a enviarle crudo financiado a bajos precios, mientras el líder de la isla, Fidel Castro, lo aúpa como su heredero político.

 

2001

La clase media toma las calles por primera vez para protestar una ley que amplia el poder estatal en la educación.

En diciembre, con un nivel de popularidad del 30%, Chávez enfrenta la primera huelga nacional contra su gestión liderada por cúpulas empresariales y sindicatos de trabajadores en rechazo a leyes que aprobó con un permiso del Parlamento para legislar por decreto.

 

2002

Tras varias jornadas de paros nacionales, el 11 de abril Chávez fue desplazado del Gobierno y su jefe militar anuncia que había renunciado. Al día siguiente, en medio de la crispación, el empresario Pedro Carmona -uno de los líderes de la huelga- jura como presidente y disuelve todos los poderes del Estado.

Chávez vuelve a la presidencia horas después, respaldado por manifestaciones populares y guarniciones militares. Venezuela acusa a Estados Unidos, que reconoció el Gobierno interino de Carmona, de planear su derrocamiento.

El año termina con una huelga liderada por trabajadores, empresarios y empleados y contratistas de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) que paralizaron a la vital industria.

 

2003

A inicios de año, el Gobierno reactiva a PDVSA luego de días de escasez de gasolina, con el uso de tropas y funcionarios leales. Poco después inicia un control de cambio que según Chávez "llegó para quedarse" y busca fortalecer las reservas internacionales, además de enfrentar los efectos del paro, que culminó en febrero.

PDVSA despide a unos 20,000 trabajadores.

El Gobierno impulsa su popularidad con la creación de las "misiones", programas sociales de educación y salud, con apoyo de personal cubano que se mudó a barrios pobres de Venezuela.

 

2004

Venezuela comienza a utilizar sus reservas internacionales para apoyar programas del Gobierno.

El triunfo de Chávez en un referendo que pretendía revocar su mandato dinamita la unidad de la oposición y permite al oficialismo ganar 22 de 24 gobernaciones. La identidad de los solicitantes del referendo es divulgada y usada para despedir a opositores de la administración pública.

El "chavismo" modifica la ley del Tribunal Supremo de Justicia, tras una sentencia que negó que hubo un Golpe de Estado el 11 de abril del 2002, para sacar a algunos de sus integrantes y ampliar la cantidad de magistrados de 20 a 32.

 

2005

La oposición se retira de las elecciones de diputados cuestionando al Consejo Nacional Electoral. Su intento de postergar la contienda para levantar su decaída popularidad fracasa y el oficialismo logra un Legislativo 100% "chavista", con un 25% de los votantes.

 

2006

Chávez gana la elección presidencial para un nuevo período con un 63% de los sufragios, aventajando ampliamente al candidato de la unidad opositora.

 

2007

Inicia el año con el anuncio de la nacionalización de los activos petroleros que quedaban en manos extranjeras, el sector eléctrico y la mayor empresa de telecomunicaciones. En su asunción para el nuevo período, anuncia la transformación del país en un Estado socialista.

El Gobierno no renueva la concesión del canal privado de televisión RCTV, de tendencia opositora, lo que despierta protestas lideradas por estudiantes universitarios, un movimiento que aglutinó a la oposición.

En diciembre, una propuesta de Chávez para reformar la Constitución -que ampliaba los poderes del Estado y permitía la reelección presidencial sin límite- perdió por 124,962 votos.

 

2008

Chávez anuncia que impulsará una enmienda a la Constitución para eliminar el límite a su reelección, que luego ampliará a todos los cargos elegidos con voto popular.

Además ordena nacionalizar la siderúrgica Sidor y el sector cementero operado por transnacionales.

 

2009

El Consejo Nacional Electoral convoca para el 15 de febrero a un referendo sobre una enmienda constitucional que, de ser aprobada, permitirá a Chávez competir en las elecciones del 2012.

El 2 de febrero cumple 10 años en la presidencia.

 

Ahora ve
No te pierdas