Obama creará junta para supervisar plan

El presidente de EU prometió crear una junta que supervise el paquete de rescate financiero; dijo que algunos bancos tendrán que absorber deudas incobrables y otros podrán quebrar.
WASHINGTON (AP) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometió este lunes crear una junta que supervise el paquete gubernamental de rescate financiero de 700,000 millones de dólares y declaró que algunos de los bancos de la nación tendrían que absorber deudas incobrables, mientras que otros pudieran quebrar.

El presidente dijo que asumía responsabilidad por rescatar la economía estadounidense, en su peor recesión en 80 años. "Si no puedo lograrlo en tres años, voy a tener un solo término", dijo Obama.

Funcionarios del gobierno, la Reserva Federal y los principales bancos están trabajando sobre propuestas de cómo van a emplearse los últimos 350,000 millones del programa de rescate aprobado por la administración previa, que ha sido objeto de fuertes críticas del Congreso y la ciudadanía.

La enorme infusión de dinero no ha conseguido descongelar los mercados crediticios de Estados Unidos, mientras que algunas de las instituciones financieras emplearon el dinero para pagar dividendos, comprar otros bancos y entregar jugosas bonificaciones a ejecutivos.

"Es muy probable que los bancos no han reconocido plenamente todas las pérdidas que van a sufrir. Van a tener que absorber esas pérdidas y algunos bancos no van a sobrevivir", dijo Obama en una entrevista grabada el domingo y transmitida el lunes en el programa televisivo de NBC "Today".

Al tiempo que mantuvo las sombrías predicciones para corto plazo, Obama aseguró a los estadounidenses que sus cuentas bancarias no corren peligro.

"Todos los depósitos de la gente van a estar a salvo, pero vamos a tener que sacar esas deudas incobrables", dijo.

El presidente objetó cuando se le preguntó si él planeaba establecer lo que se conoce como un "banco malo", bajo el que el gobierno asume las deudas incobrables e inversiones de instituciones financieras en problemas.

Insinuó, sin embargo, que algo así pudiera estar bajo estudio, y que los contribuyentes se convertirían en dueños de acciones en esos bancos y casas de inversiones.

"Con el tiempo, a medida que se restaura la confianza en el mercado, podremos comenzar a deshacernos de esos bienes, algunas de esas acciones que los contribuyentes tengan en esas compañías comenzarán a valer más", dijo.

Más tarde el lunes, Obama y el vicepresidente Joe Biden tenían previsto reunirse con líderes del Congreso en la Casa Blanca para nuevamente presionar a la legislatura para que se apresure a aprobar su paquete de estímulo económico de 800,000 millones de dólares.

Ahora ve
No te pierdas