Demócratas ceden para que pase rescate

El Senado de EU modificó un plan de estímulo económico para conseguir el apoyo republicano; aprueban enmienda para ayudar al sector inmobiliario con un crédito tributario para los compradores.
WASHINGTON (CNN) -

El Senado de Estados Unidos modificó el miércoles un plan de estímulo económico para conseguir el apoyo republicano, al aprobar una enmienda para ayudar al sector inmobiliario con un crédito tributario para los compradores y buscar formas de recortar los gastos.

En una votación a viva voz, el Senado aceptó la enmienda inmobiliaria, que se sumará al costo del proyecto de 900,000 millones de dólares que los líderes demócratas esperan completar en los próximos días.

"La dura realidad es que necesitamos completar este proyecto", dijo el líder demócrata del Senado, Harry Reid, agregando que esperaba que la ley fuese aprobada el jueves o viernes.

El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, en algunos de los comentarios más optimistas desde que comenzó el debate el lunes, elogió el manejo de Reid ante la medida, "en algún momento mañana discutiremos cómo avanzar hacia la conclusión".

Pero la ley aún es mucho más cara de lo que desean muchos republicanos.

Antes de intentar aprobar la ley, el Senado posiblemente votará otra enmienda relativa al sector inmobiliario que buscan algunos republicanos, lo que facilitaría las hipotecas de bajo costo para los propietarios.

El gobierno de Obama quiere abordar los grandes componentes de la crisis inmobiliaria por separado.

Otra enmienda, en la que trabajan moderados de ambos partidos, eliminaría el gasto que ha sido criticado como ineficiente y destinaría parte de él a la creación de proyectos de construcción que generen empleos.

La medida tiene el potencial de cambiar significativamente el proyecto y podría facilitar un respaldo bipartidista más amplio para el plan.

El presidente de la Comisión de Banca del Senado, Christopher Dodd, también avisó al Senado que intentaría usar el proyecto para dedicar 50,000 millones de dólares para un fondo de rescate separado para la industria financiera para mitigar la ejecución de hipotecas. Su enmienda podría ser debatida el jueves.

Los republicanos y varios demócratas se han quejado de que la ley no contempla medidas suficientes para ayudar al golpeado sector inmobiliario, que está sufriendo de bajos precios y ejecuciones de hipotecas.

La enmienda aprobada el miércoles, que aún debe ser aprobada por la Cámara de Representantes, podría aliviar algunas de sus preocupaciones. Fue presentada por el senador Johnny Isakson, un republicano conservador de Georgia, y el senador Joe Lieberman de Connecticut, un ex demócrata que se hizo independiente.

"Es hora de reparar los problemas de Estados Unidos, no de tirar dinero a los síntomas", dijo Isakson.

La enmienda ampliaría por un año un crédito tributario existente de 7,500 dólares, destinado a quienes compran su primera casa, y lo haría disponible a todos quienes busquen adquirir su residencia principal. También fomentaría el crédito hasta 15.000 dólares o un 10 por ciento del precio, dependiendo de cuál cifra sea la menor.

Alivio tributario

"Eso es algo grande", dijo un colaborador demócrata respecto de la aprobación de la enmienda. El colaborador afirmó que eso podría atraer el respaldo republicano, pero que aún falta determinar cuántos apoyarían el proyecto.

En una serie de votaciones, el Senado rechazó otras enmiendas republicanas que recortaban o eliminaban proyectos de gastos de la ley en favor de más reducciones de impuestos.

Cerca de un tercio del paquete de estímulo sería destinado al alivio tributario, mientras el resto estaría enfocado en gasto federal, como la reconstrucción de caminos y puentes o el ayudar a los estados a pagar los gastos de salud y educación.

Entre los proyectos de gasto a los que los republicanos se oponen están los fondos para el censo del 2010, la investigación federal sobre cambio climático y las compras del Pentágono de vehículos que funcionen con energías alternativas.

Esperando eliminar los problemas respecto del plan "Compre Americano" contenido en el plan de estímulo, el Senado también votó en favor de suavizar la redacción de un texto en medio de temores de que pudiese provocar una guerra comercial.

La medida intenta alentar el uso de productos estadounidenses en proyectos de construcción financiados por la ley.

Anteriormente el miércoles, en su campaña por ganar el respaldo de demócratas y republicanos, Obama se reunió en privado con senadores que quieren ver un proyecto de menor dimensión y más enfocado.

"Insto a los miembros del Congreso a actuar sin demora", dijo Obama. "Ningún plan es perfecto y deberíamos trabajar para fortalecerlo. Pero construyamos a un enemigo perfecto con lo esencial", dijo Obama, quien advirtió que el país enfrenta una posible "catástrofe" si el Congreso no actúa con rapidez.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El Senado ha pasado tres días debatiendo el paquete, que Obama quiere tener en su escritorio el 16 de febrero para intentar revertir la caída en espiral de la economía de Estados Unidos con reducciones de impuestos, gasto en infraestructura y otras medidas.

 

Ahora ve
Hombre apuñaló a un policía en el Aeropuerto Internacional de Flint, Michigan
No te pierdas
ç
×