Ministro japonés renuncia tras escándalo

El secretario de finanzas dejó su cargo luego de negar que estuviera borracho en una reunión del G7; la dimisión de Shoichi Nakagawa contribuye a la baja de la popularidad del primer ministro Taro...
TOKIO (CNN) -

El ministro japonés de Finanzas, Shoichi Nakagawa, dimitió el martes tras verse obligado a negar que estuviera borracho en una rueda de prensa de la cumbre del G-7, aunque podría ser demasiado tarde para salvar al impopular primer ministro Taro Aso o a su partido en un año electoral.

Nakagawa dijo a la prensa que el primer ministro aceptó su dimisión, al día siguiente de que Aso pidiera a su aliado que se quedara en el cargo a pesar de la indignación por su comportamiento en la reunión del G-7 en Roma el pasado fin de semana.

Aso escogió al ministro de Economía, Kaoru Yosano, de 70 años, para compatibilizar las dos carteras, lo que parece mostrar que habrá pocos cambios en la política de un Gobierno que está enfrentando problemas para sacar a Japón de una profunda recesión.

Pero la saga, que ha ensombrecido una visita de la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, y nuevos datos que muestran el hundimiento de la economía al ritmo más rápido desde la crisis petrolera de 1974, supone un enorme y quizá definitivo golpe para Aso y su partido, según analistas.

"Creo que es otra muestra de que el Gobierno de Aso está en su fase final", dijo Jonathan Allum, estratega para Japón de KB Financial Productos. "O el señor Aso será descartado por su propio partido o se dirigirá cojeando hacia la derrota en las elecciones generales".

El apoyo al primer ministro ha caído por debajo del 10% tras una serie de errores y meteduras de pata. Según las encuestas, su partido, el conservador Liberal Democrático (PLD), podría perder el poder en las elecciones de octubre.

Esto supondría terminar con 50 años de mandato casi ininterrumpido y dar paso al principal partido de la oposición, el Partido Democrático, que ha prometido reducir el control burocrático, disminuir la brecha de los ingresos y adoptar una postura diplomática más independiente con Washington.

Yosano, un halcón fiscal que ha ido volviéndose más flexible con el gasto al ir empeorando la recesión, mantendrá su cargo y asumirá las tareas de Nakagawa, que incluyen supervisar los bancos.

El año pasado, el ministro de Economía quedó segundo detrás de Aso en una carrera por el liderazgo del Partido Liberal Democrático, y desde entonces se ha convertido en un elemento clave del Gobierno mientras que su nombre se baraja como posible sustituto si Aso cae.

El tercer primer ministro en menos de dos años está intentando que el Parlamento apruebe un plan de estímulo de la economía y un presupuesto récord de 958,000 millones de dólares para el año fiscal hasta marzo de 2010 para ayudar a sacar al país de la recesión.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En la rueda de prensa de la cumbre del G-7 en Roma, Nakagawa habló con dificultad y en un momento pareció quedarse dormido. El ahora ex ministro asegura que tan sólo tomó un sorbo de vino antes de la conferencia, y que un medicamento para el resfriado afectó su comportamiento.

"He causado problemas a mucha gente", dijo en una rueda de prensa en la que anunció su renuncia. "Me disculpo por causar conmoción por mi negligente cuidado de mi salud".

Ahora ve
El rescate de sobrevivientes del sismo reaviva las esperanzas de la CDMX
No te pierdas
×