Obama busca reducir déficit en el 2013

El presidente de EU recortará gastos en la guerra de Irak y eliminará programas que no funcionan; el mandatario pretende bajar a la mitad de su mandato el déficit a 533,000 mdd o un 3% del PIB.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quiere reducir a la mitad el enorme déficit de Estados Unidos para el 2013 recortando gastos en la guerra de Irak, eliminando programas que no funcionan y aumentando los impuestos a los ricos, dijo el sábado un funcionario del gobierno.

"El déficit que esta administración heredó es de 1-3 billones de dólares o un 9.2% del PIB (Producto Interno Bruto). Para el 2013, al final del primer período del presidente, los presupuestos recortarán el déficit a 533,000 millones de dólares o un 3% del PIB", dijo el funcionario que habló a condición de anonimato.

"La mayor parte del ahorro vendrá de reducir la guerra en Irak, incrementos de ingresos de aquellos que ganan más de 250,000 dólares por año, ahorros por eficiencias en el Gobierno y la eliminación de programas que no funcionan", añadió el funcionario.

El gobierno de Obama debe entregar el borrador de su primer presupuesto, para el año fiscal 2010, el jueves. El documento reflejará grandes aumentos en gastos en obras públicas que son parte del plan de recuperación económica de 787,000 millones de dólares que Obama firmó esta semana.

"A lo largo del tiempo, el déficit presupuestario dificultará más que nuestra economía crezca y cree empleos. Es por eso que el presupuesto del presidente para el año fiscal 2010 nos pone en el camino a disminuir el déficit que heredó el 20 de enero del 2009 a la mitad para el final de su primer período", dijo a Reuters el funcionario.

Previamente, Obama dijo el sábado que había ordenado al Tesoro de Estados Unidos que comience a implementar recortes de impuestos para el 95% de los estadounidenses, cumpliendo con una promesa de su campaña electoral que espera ayude a la economía a salir de la recesión.

Los recortes de impuestos son parte del plan de recuperación económica aprobado por el Congreso de mayoría demócrata, en medio de la oposición del Partido Republicano.

El objetivo es poner más dinero en los bolsillos de los estadounidenses y estimular a la economía incrementando el consumo.

"Me complace anunciar que esta mañana el Departamento del Tesoro comenzó a ordenar a sus empleados que reduzcan la carga de impuestos en los cheques de pagos, lo que significa que para el 1 de abril, la familia típica comenzará a recibir 65 dólares más al mes", dijo Obama en su discurso radial semanal.

"Nunca antes en nuestra historia un recorte de impuestos ha entrado en vigencia tan rápido ni ha sido aplicado a tantos trabajadores estadounidenses", dijo el mandatario.

Con decenas de miles de estadounidenses que han perdido sus empleos en medio de la crisis económica mundial, Obama insiste en que impulsar la economía estadounidense es su primera prioridad. Ha reconocido que su éxito o fracaso en esta tarea definirá su presidencia.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Obama llevó adelante una carrera hacia la Casa Blanca el año pasado con la promesa de revertir el recorte de impuestos que su predecesor, George W. Bush, aplicó a estadounidenses con altos ingresos, por lo que resolvió implementar una reducción tributaria a un 95% de la población.

Su anuncio se produjo un día después de que su principal asesor económico, el ex jefe de la Reserva Federal Paul Volcker, afirmó que la economía mundial podría estar deteriorándose más rápido que durante la Gran Depresión de la década de 1930.

Ahora ve
Carreteras y aeropuertos se llenan en EU por el Día de Acción de Gracias
No te pierdas
×