Gran Bretaña supervisará a banqueros

La era de la autorregulación llegó a su fin para los bancos del Reino Unido, tras la crisis; los altos ejecutivos de las firmas serán evaluados en sus competencias para prevenir riesgos.
LONDRES (CNN) -

La Autoridad de Servicios Financieros de Gran Bretaña (FSA, por su sigla en inglés) advirtió que los banqueros deberían tener "mucho miedo" a la entidad que los vigila, que pretende incrementar la guardia y así poner fin a la era de la auto-regulación.

La FSA juzgará a las firmas por los resultados de sus acciones, dijo el presidente ejecutivo, Hector Sants, en un discurso a los miembros de la comunidad financiera londinense en las oficinas de ThomsonReuters en Canary Wharf, Londres.

"Está la idea de que la gente no está atemorizada de la FSA. Puedo asegurarles que estoy decidido a corregir esta idea. La gente debería tener mucho miedo de la FSA", sostuvo.

La auto-regulación fue el lema central de las autoridades británicas y estadounidenses durante el boom de la desregulación de las dos últimas décadas, pero el rescate bancario multimillonario en el Reino Unido ha puesto en duda a ese enfoque liviano.

Sants dijo que esa filosofía subyacente estaba equivocada y que había que hacer tal cambio de mentalidad como para intervenir en cómo los bancos manejan el riesgo, reservan capitales y designan altos ejecutivos.

"El proceso de supervisión tendrá que ser más riguroso y habrán más condicionamientos al monto de riesgo que pueden conllevar", dijo a Reuters en una entrevista por separado.

Un programa piloto por el cual la FSA entrevista a los candidatos para ser designados en altos cargos ejecutivos de los bancos para evaluar su competencia será establecido en forma permanente y refinado, prometió Sants.

"En general, refleja nuestra intención de llevar adelante un modelo de supervisión mucho más intensivo, donde tomamos más riesgos, en el sentido de que haremos más juicios sobre el futuro", añadió Sants.

No al monolito

La inhabilidad de control de los excesos de riesgos en el motor de las reformas regulatorias en la Unión Europea y Gran Bretaña, dado que los países quieren evitar los problemas que se han sufrido ampliamente durante la peor crisis de mercado en más de 80 años.

Pero, para Sants, la Unión Europea (UE) no tiene que crear otra entidad de supervisión de los mercados financieros que esté desconectada de los que sucede en la tierra.

"Seríamos cuidadosos respecto a la creación de una organización de supervisión monolítica que este divorciada de los que sucede en la realidad," dijo en una entrevista.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La UE lanzará un sistema de supervisión de dos niveles para los bancos internacionales en una apuesta para detectar los riesgos más temprano, lo que supondrá menos poder para las autoridades nacionales.

Londres es el hogar del mayor sector bancario de la UE y un nuevo sistema de control en el bloque probablemente incluya un mecanismo para frenar los riesgos que comprometen a países individuales.

Ahora ve
Crisis minorista: ¿por qué grandes cadenas están cerrando sus tiendas?
No te pierdas
×