Clinton: EU culpable de la violencia

La secretaria de Estado dijo que la insaciable demanda de drogas ilegales impulsa el narcotráfico; indicó que la administración Obama respalda a México en su combate a los cárteles de la droga.
clinton-mexico-reu  (Foto: CNN)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Un "insaciable" apetito en Estados Unidos por drogas ilegales es responsable por mucha de la violencia que azota México, dijo el miércoles la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton.

La funcionaria reconoció el papel de Estados Unidos en el problema de los cárteles de la droga en México en su visita de dos días al país donde discutió con el presidente Felipe Calderón planes de Washington para fortalecer la seguridad en la frontera común.

Un creciente número de asesinatos de bandas del narcotráfico en México, que alcanzó 6,300 el año pasado, y temores de que la violencia pudiera extenderse a Estados Unidos ha colocado el combate de México contra la droga en un sitio importante en la agenda del presidente Barack Obama.

Esto después de años de que México considerara que Washington estaba desatendiendo un problema conjunto, sobre todo porque el sofisticado armamento que usan los cárteles proviene de Estados Unidos.

"Nuestra insaciable demanda de drogas ilegales impulsa el narcotráfico. Nuestra incapacidad de evitar el contrabando de armas a través de la frontera para armar a esos criminales causa la muerte de policías, soldados y civiles", dijo Clinton a reporteros durante su vuelo a la Ciudad de México.

"Siento fuertemente que tenemos co-responsabilidad", dijo.

Clinton dijo que la administración Obama respalda a México en su combate a los cárteles del narcotráfico y que tratará de acelerar la transferencia de equipos prometidos bajo la llamada Iniciativa Mérida, un plan de ayuda a tres años acordado en el 2007 por 1,400 millones de dólares.

"Estaremos hombro con hombro con ustedes para que se cumplan estas acciones", prometió Clinton en una conferencia de prensa conjunta con la canciller mexicana, Patricia Espinosa.

Además, dijo que el gobierno está explorando con el Congreso las formas de restringir la venta de rifles de asalto, comprados por los narcotraficantes en territorio estadounidense a través de testaferros e ingresados a México.

El combate a los cárteles de la droga -que matan a sus rivales muchas veces en las calles a plena luz del día- se ha convertido en la mayor prueba del gobierno de Calderón mientras los sangrientos crímenes inquietan a inversionistas y espantan a los turistas.

Disputa comercial

Clinton dijo que los esfuerzos de Estados Unidos para prohibir las drogas y evitar que sus ciudadanos las consuman claramente no habían tenido éxito y que era injusto culpar a México por la guerra de las bandas del narcotráfico.

Washington anunció el martes planes para fortalecer la seguridad fronteriza con un programa de 184 millones de dólares para agregar 360 agentes de seguridad a puestos fronterizos y reforzar la búsqueda de drogas, armas y dinero de contrabando.

Además, el gobierno de Obama gastará 720 millones de dólares para modernizar los cruces de la extensa frontera de 3,200 kilómetros que comparten ambos países y entregará helicópteros Blackhawk por un valor de 80 millones de dólares, dijo Clinton.

No estaba claro si este monto forma parte de nuevas partidas de ayuda o son fondos ya pedidos al Congreso.

México ha resentido el retraso en la llegada de equipo antidrogas que prometió el ex presidente George W. Bush, mientras funcionarios en Washington buscan asegurarse de que esa ayuda no terminará en manos de funcionarios o policías corruptos.

Desde que asumió la presidencia de México en diciembre del 2006, Calderón ha destinado más de 6,400 millones de dólares al combate al narcotráfico y enviado 45,000 soldados y policías federales a sitios conflictivos en todo el país.

Clinton también discutió durante su visita la disputa sobre transporte que sostienen Estados Unidos y México, además de otros temas comerciales y de migración.

Clinton dijo que los socios comerciales avanzaban hacia una solución a una disputa que llevó a México a aumentar los aranceles a productos estadounidenses por un estimado de 2,400 millones de dólares en represalia por la decisión del Congreso de Estados Unidos de terminar un programa piloto para permitir a camiones mexicanos transitar en territorio norteamericano.

"En la disputa de transporte, estamos trabajando para tratar de resolverla. Estamos haciendo progresos", comentó y dijo que esperaba que el Congreso de su país fuera receptivo a las ideas del Gobierno de Obama.

Tráfico de armas

El presidente Calderón urgió a Clinton a mejorar la infraestructura fronteriza para hacer más efectivo el cruce de personas y el intercambio de mercancías lícitas.

El Ejecutivo federal también solicitó a la encargada de la política exterior de Estados Unidos que detenga "con efectividad" el tráfico de armas y drogas.

Calderón Hinojosa ratificó la propuesta de profundizar una asociación estratégica, basada en la seguridad, la competitividad regional, la calidad de vida en ambos lados de la frontera y el diálogo estratégico global y regional.

En materia de seguridad, el presidente mexicano enfatizó que, si bien existen los primeros avances en cuanto a corresponsabilidad entre los dos países en la lucha contra el crimen organizado, debe fortalecerse la cooperación binacional.

Clinton efectuó este miércoles una visita de cortesía a la residencia oficial de Los Pinos, en la cual se abordaron temas de la relación bilateral como migración, comercio y competitividad, desarrollo fronterizo y seguridad, así como diversos asuntos de la agenda regional y global.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Con información de Notimex

 

Ahora ve
Los gadgets ideales para acompañarte en verano
No te pierdas
ç
×