La recesión amenaza cumbre climática

La situación económica de EU hace poco confiables las promesas de cuidar el ambiente; la reunión busca completar el pacto ambiental entre 190 naciones para este diciembre.
OSLO (CNN) -

Los enviados del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, debutarán este domingo en las charlas de la ONU sobre cambio climático, pero es poco probable que las promesas de Washington de tomar medidas más firmes impulsen la aprobación de un pacto global en medio de la recesión.

Un máximo de 190 naciones se reunirán en Bonn entre el 29 de marzo y el 8 de abril para llenar los grandes vacíos de un pacto que deberá ser acordado en diciembre.

Algunas naciones industrializadas - como Japón, Rusia y Ucrania - no han fijado metas para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero para el 2020.

El jefe de la agencia de clima de la ONU dijo que la atmósfera para la reunión de Bonn se verá beneficiada por los planes de Estados Unidos de tomar acciones más firmes, aunque existe cautela respecto a esperar demasiado de Obama, quien lucha con la crisis económica en su país.

"Las personas están muy interesadas en ver el respaldo de Estados Unidos", dijo Yvo de Boer, jefe de la Secretaría de Cambio Climático de la ONU. Todd Stern, enviado especial de Estados Unidos para conversaciones sobre el cambio climático, encabezará la delegación de Washington.

"Por supuesto no vendrán con un cheque en blanco. Vienen con sus propios requerimientos en el contexto de la actual realidad política", indicó, y agregó que el tiempo es muy corto para desarrollar el acuerdo amplio y complejo.

Obama desea reducir para el 2020 las emisiones de gases en Estados Unidos en aproximadamente un 15%, para llegar a los niveles registrados antes de 1990.

Retroceso

Pero muchas naciones han remado hacia atrás en los planes para detener el cambio climático, enfocándose en cambio en gastar billones de dólares en rescatar bancos y sostener la economía mundial.

Una cumbre del grupo de grandes economías, llamado G20, se desarrollará el 2 de abril en Londres y pondrá a prueba el deseo de los líderes de combatir el cambio climático.

El gasto en proyectos verdes, tales como energías renovables o ferrocarriles, representa un 15% del dinero de estímulo económico de 2 a 3 billones de dólares.

"La seriedad del problema climático se vuelve más cruda y alarmante con cada año que pasa", dijo Stern en un discurso el 3 de marzo. El funcionario señaló además que las políticas de Washington serán guiadas por la ciencia, pero también estableció límites claros.

El Panel Climático de la ONU proyecta más inundaciones, sequías, tormentas poderosas, olas de calor y aumento de los niveles del mar producto de los gases de efecto invernadero.

La gran discusión sobre políticas para combatir el calentamiento global se desarrollará este año entre las naciones desarrolladas, que han prometido esfuerzos "comparables" en la reducción de emisión de gases.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La Unión Europea ha sido más ambiciosa que Washington, prometiendo reducciones de un 20% por debajo de los niveles de 1990.

 
 
 

Ahora ve
Lina es el auténtico automóvil del futuro por ser biodegradable
No te pierdas
×