Farmacéuticas limitan atención médica

La industria médica no debe recibir financiamiento de las empresas del sector, consideran expertos; el conflicto de interés entre empresas y médicos mancha el cuidado de la salud.
CHICAGO, (AP) -

En una drástica propuesta para limitar la influencia de los laboratorios farmacéuticos sobre los especialistas y la atención médica, un grupo de facultativos prominentes dice que las asociaciones médicas y sus dirigentes deberían rechazar casi toda financiación de la industria.

Eso significa que los grandes grupos médicos deberían buscar otros medios para financiar las clases de actualización médica o las reuniones donde se redactan las pautas de tratamiento. Los redactores tampoco deberían tener vínculos con la industria, recomienda la propuesta.

Eso implicaría algunos "sacrificios" como menos actos o cuotas societarias más elevadas, insinúa la propuesta.

"No siempre ha sido saludable ver el modo en que la relación de los médicos con la industria parece haber teñido su juicio en materia de salud pública", dijo el Dr. Steven Nissen, coautor de la propuesta y ex presidente del Colegio Estadounidense de Cardiología.

Los ejemplos incluyen las normas para el tratamiento de enfermedades que recomiendan determinados remedios, redactadas por médicos que poseen acciones en los laboratorios productores de esos fármacos. O reuniones en las que los médicos ostentan bolsas de libros, lapiceras y placas de identificación con los logos de los laboratorios farmacéuticos.

Algunos grupos ya han eliminado estos detalles, pero la propuesta de la Asociación Médica Estadounidense (Journal of the American Medical Association) dice que deberían avanzar hacia una completa prohibición de la financiación por parte de la industria.

Una excepción es el dinero pagado por exhibiciones de reuniones médicas, donde los laboratorios y fabricantes de instrumental médico presentan sus productos. Los médicos "pueden distinguir fácilmente dichas actividades comercializadoras de las presentaciones educativas", dice la propuesta. Otra excepción es la publicidad en las revistas médicas que ayuda a éstas a funcionar.

La financiación de la industria a las investigaciones de grupos médicos y sus miembros no debería tener condición alguna, y las organizaciones, no los laboratorios, deberían decidir su uso, dice la propuesta.

La iniciativa se suma a los insistentes llamamientos a imponer más restricciones para impedir un exceso de influencia de los laboratorios sobre el cuidado médico. Algunas escuelas de medicina, organizaciones de médicos y grupos de la industria ya han adoptado límites o han buscado ser más explícitos.

Entre los once autores de las nuevas propuestas están la Dra. Catherine DeAngelis, directora editorial del Journal; el Dr. James Scully, director general de la Asociación Siquiátrica Estadounidense, y el Dr. Gerald Thomson, ex presidente del Colegio Médico Estadounidense. Todos ellos reflejan sus opiniones y no las de sus organizaciones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El Dr. Jerome Kassirer, crítico desde hace tiempo de los vínculos entre médicos y la industria, encomió la propuesta pero dijo que es improbable que sea adoptada totalmente por las grandes organizaciones médicas que dependen de la financiación de la industria para muchas de sus actividades.

El Dr. Joseph M. Heyman, titular de la junta de la Asociación Médica, dijo en una declaración escrita que la asociación tiene sus límites, incluyendo restricciones en los regalos de los laboratorios a los médicos, pero no indicó si considerará adoptar las restricciones más estrictas.

Ahora ve
Una estación de bomberos se convierte en centro de acopio
No te pierdas
×