Fujimori, culpable por homicidio

La Corte de Perú emitió los fallos en contra del ex mandatario y se alista a dictar sentencia; actualmente, Fujimori, de 70 años, cumple una pena de seis años por usurpación de funciones.
FUJIMORI-peru-AP  (Foto: AP)
LIMA (AP) -

Un tribunal de la Corte Suprema de Perú dijo el martes que el ex presidente Alberto Fujimori es culpable de los delitos de homicidio por dos matanzas cometidas por militares y por el secuestro de un empresario y un periodista durante su gestión.

El presidente de la corte, César San Martín, informó, en un adelanto de la sentencia, que "los cuatro cargos objeto de imputación se encuentran probados".

Fujimori, de 70 años, fue acusado de homicidio, secuestro y lesiones graves por las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), cometidas por un escuadrón de aniquilamiento del ejército, y por los secuestros agravados del periodista Gustavo Gorriti, y del empresario Samuel Dyer, ambos en 1992.

De inmediato, una relatora inició la lectura del veredicto, que tiene una extensión de 711 folios, y que se prevé durará algunas horas antes que se conozca la pena impuesta por el tribunal.

En las afueras de la Dirección de Operaciones Especiales, DIROES, de la policía, donde se desarrolla el juicio y donde el ex presidente se encuentra recluido, unos 500 simpatizantes fujimoristas protagonizaron conatos de gresca con algunos familiares de las víctimas de las matanzas, al conocer el pronunciamiento de San Martin.

Esta es la segunda condena que recibe Fujimori, quien ya cumple una sentencia de seis años de cárcel por usurpación de funciones, y que enfrenta otros dos procesos penales por delitos de corrupción.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Fujimori gobernó autoritariamente Perú durante una década (1990-2000) hasta que un escándalo de corrupción comprometió su gobierno por lo que huyó a Japón. Allí vivió por cinco años amparado en su nacionalidad japonesa para evadir una extradición.

En el 2005 abandonó Tokio con rumbo a Chile, donde fue detenido y posteriormente extraditado a Perú en septiembre del 2007.

Ahora ve
Un líder feliz acerca a su equipo al éxito
No te pierdas
×