DF tendrá vía crucis por falta de agua

5 millones de habitantes se quedarán sin el líquido por 4 días, debido a mantenimiento a las presas; los habitantes guardan agua en cubetas y tinas, ya que el abasto se normalizaría hasta el día 15.
pipas-agua-df  (Foto: Notimex)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Unos cinco millones de habitantes de la populosa Ciudad de México y su área metropolitana se quedarán sin agua por al menos cuatro días debido a un corte para ahorrar el líquido y trabajos de mantenimiento en el sistema de presas que la alimentan. Horas antes del inicio del corte, programado para el jueves temprano en el Sistema Cutzamala -que lleva agua a un 20% de la capital y algunos municipios del vecino Estado de México-, cientos de personas con cubetas y toneles esperaban en barrios marginales a camiones abastecedores.

En sus casas, mucha gente llenaba todos los recipientes disponibles y hasta las tinas del baño para disponer de agua durante la interrupción del suministro.

Este es el tercer corte de agua de varios que autoridades han programado este año para realizar trabajos de mantenimiento y elevar los niveles de las siete presas del Cutzamala, que registran un 47% de almacenamiento, menor al promedio histórico de 69% debido a menos lluvias en el 2008.

La Ciudad de México enfrenta una crisis de agua no sólo por falta de precipitaciones sino también porque, debido a la extensión de la mancha urbana, la lluvia no filtra hacia el acuífero, que lleva agua potable a la mayoría de la ciudad y está sobreexplotado.

Se espera que este corte, que concluirá el domingo, sea más drástico ya que incluye la interrupción completa por 36 horas del suministro, a diferencia de los anteriores que disminuyeron a la mitad el envío del líquido a la capital, en la que junto con su zona metropolitana habitan 20 millones de personas.

"Ahora que tengo agua estoy llenando todas las cubetas que hay en la casa, no vaya a faltar y ni modo de (no se puede) no bañarse en tres o cuatro días", dijo María Obregón, una vecina de la colonia Roma, en el corazón de la ciudad.

Ciudad sedienta

Funcionarios dijeron que el abasto de agua podría normalizarse por completo hasta el miércoles de la próxima semana.

"Esta será una de las peores crisis de agua que tenga la ciudad. Esto, aunado a la época de calor y a que otras fuentes de abasto han decrecido, nos mete en una crisis muy severa", dijo a Miguel Ricaño, coordinador operativo del plan emergente para enfrentar el desabasto en la ciudad.

Autoridades de la capital, que han calificado la situación como una emergencia en la urbe, echaron a andar programas para aliviar la sequía, como distribución de agua en camiones y reparto gratuito en garrafones y botellas.

Antes de que se sientan los efectos del corte, decenas de miles de personas ya sufren en la ciudad desabasto de agua desde hace semanas debido a una baja en el caudal del Sistema de Lerma, que abastece agua desde el Estado de México, y una mayor demanda por la época de calor, dijo Ricaño.

Durante una gira que realizó el martes por un barrio del oriente de la capital, el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard, escuchó exigencias de personas que dijeron no contar con el servicio desde hace dos meses.

"No queremos albercas, queremos agua en las llaves", gritaron furiosos capitalinos, en referencia a varias playas artificiales que el Gobierno de Ebrard instauró hace pocos años para la época de calor.

 

Ahora ve
Políticos y líderes empresariales que forman parte de la comunidad LGBT
No te pierdas
ç
×