Obama busca nueva imagen para EU

El presidente de EU quiere una nueva relación con los líderes de América Latina y el Caribe; el mandatario espera cambiar la imagen estadounidense durante la Cumbre de las Américas.
barack-obama-avion-mx  (Foto: AP)
PUERTO ESPAäA, Trinidad y Tobago (CNN) -

El presidente Barack Obama espera un entendimiento con los líderes de América Latina y el Caribe en una cumbre que se inicia el viernes para frenar críticas a la política de Washington sobre Cuba y terminar con los choques de los últimos años entre su país y la región. La V Cumbre de las Américas que comienza el viernes en Trinidad y Tobago coincide exactamente en el aniversario de uno de los peores fracasos de política exterior de Estados Unidos en la historia reciente, la invasión de la cubana Bahía de Cochinos.

El líder revolucionario cubano Fidel Castro aplastó la invasión de exiliados cubanos apoyada por la CIA en abril de 1961, con lo que consolidó un sistema comunista a 140 kilómetros de las costas estadounidenses.

La cumbre de Puerto España da a Obama la oportunidad de reparar la maltratada imagen de Estados Unidos en América Latina y evitar la virulenta crítica a las políticas de Washington que marcaron las reuniones hemisféricas en el pasado reciente.

La última Cumbre de las Américas en el balneario argentino de Mar del Plata, en el 2005, concluyó con sonoras divergencias, alimentadas por el más notorio aliado de Cuba, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, un feroz crítico de las políticas del antecesor de Obama en la presidencia, el conservador George W. Bush.

Washington quiere que la cumbre de Trinidad se centre en cómo enfrentar la crisis económica mundial que amenaza con revertir el reciente crecimiento en América Latina y el Caribe y enviar nuevamente a millones de personas a la pobreza.

Pero pese a su ausencia de la propia cumbre y del programa oficial en Trinidad, Cuba puede seguir estando presente en los debates y pesando en la relación de Estados Unidos con América Latina, debido a las divisiones que genera.

Previamente a la cumbre, líderes regionales como el presidente Luiz Inacio Lula da Silva de Brasil y Chávez han manifestado su oposición a la política de Washington de larga data de tratar de aislar a Cuba.

"Cuando en un grupo de 34 países, casi todos tienen relaciones normales con Cuba, el que está equivocado es el que procede de forma distinta", dijo un diplomático de alto rango de Brasil.

Chávez se ha comprometido a exigir en Puerto España que se ponga fin a los 47 años de embargo de Estados Unidos contra Cuba, así como el regreso del país a los grupos regionales.

El líder venezolano, en un encuentro el jueves en su país con sus aliados más cercanos, dijo que no tenía grandes expectativas sobre la reunión de Puerto España, y manifestó su desacuerdo con el proyecto de declaración con la que debe concluir la cita hemisférica.

"Esa declaración que Venezuela veta ahora mismo, desde ahora mismo. Nosotros junto con otros países decimos que no estamos de acuerdo con esa declaración", dijo Chávez.

En un artículo de opinión el jueves, el propio Obama instó a las Américas a no enfrascarse en viejos debates.

"Hay que elegir el futuro en el pasado, porque sabemos que el futuro enormes oportunidades si trabajamos juntos", escribió hace un llamamiento a una cooperación "en cuestiones fundamentales como la recuperación económica, la energía y la seguridad".

"Debemos optar por el futuro en vez del pasado, porque sabemos que el futuro ofrece enormes oportunidades si trabajamos juntos", indicó Obama.

"Oído comprensivo, no dedo acusador"

Los analistas afirman que Obama tendrá que convencer en Trinidad a los otros 33 líderes del hemisferio elegidos democráticamente que la era de Washington dictando la política - en particular sobre Cuba - a su "patio trasero" ya ha pasado.

"El va a mostrar un oído comprensivo y no un dedo acusador", dijo Julia Sweig, directora de Estudios sobre América Latina del Consejo de Relaciones Exteriores con sede en Nueva York.

Sweig dijo que en vez de cualquier espectacular anuncio sobre nuevas iniciativas de política, Obama se concentrará más en mostrar una cara amable y ofrecer diálogo y cooperación.

Pero el tema de Cuba sigue siendo un punto de discordia.

Mientras que algunos países de América Latina, entre ellos Brasil, argumentan se debe permitir volver a Cuba a la Organización de Estados Americanos (OEA), Estados Unidos y Canadá, insisten en que La Habana debe primero cumplir las normas mínimas en materia de derechos humanos y la democracia.

Cuba fue suspendida de la OEA en 1962 debido a que el sistema político creado por Castro tras tomar el poder en 1959 era incompatible con los principios del sistema interamericano.

Obama levantó esta semana las restricciones sobre viajes de cubano estadounideses a la isla y sobre las remesas, pero dijo que Washington también espera medidas de Cuba en materia de derechos humanos, políticos y viajes de ciudadanos al exterior.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Esperamos que todos nuestros amigos en el hemisferio se nos unan para apoyar la libertad, igualdad y los derechos humanos de todos los cubanos", dijo Obama en el artículo.

Fidel Castro dijo que las medidas sobre los viajes eran positivas y un pequeño paso para mejorar los vínculos de Cuba con Estados Unidos. Pero desestimó las sugerencias de que Cuba podría querer volver a la OEA, que ha denunciado siempre como un instrumento de Washington.

Ahora ve
Momentos de terror y caos tras ataque terrorista en Barcelona
No te pierdas
×