El narco amenaza a la iglesia

El episcopado mexicano informó que unos 250 sacerdotes han sido amenazados en los últimos años; la Iglesia teme que las intimidaciones se incrementen tras una declaración del arzobispo de Durango.
MEXICO (AP) -

El narcotráfico en México ha amenazado en los últimos años a entre 200 y 250 sacerdotes católicos en al menos 10 estados del país, reveló el episcopado mexicano.

El tema de las amenazas del narcotráfico a los sacerdotes llegó a los medios mexicanos en la última semana, a raíz de que el arzobispo de Durango, monseñor Héctor González, dijo el viernes en una rueda de prensa que Joaquín "El Chapo" Guzmán, presunto líder del Cartel de Sinaloa, vivía en ese estado del norte del país.

"Más adelante de (la municipalidad de) Guanaceví (en Durango), por ahí está 'El Chapo', por ahí vive, pero, bueno, todos lo sabemos, menos la autoridad", dijo en una conferencia en la que también denunció amenazas a sacerdotes de su Arquidiócesis.

El secretario ejecutivo de Relaciones Públicas e Institucionales de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), padre Manuel Corral, advirtió el lunes en entrevista sobre la posibilidad de mayores riesgos para los curas después de las declaraciones de González.

"En un momento determinado puede ser que estos grupos o lo tomen a risa o, por otro lado, se vayan ahora contra la misma Iglesia en los diferentes grupos que tenemos de sacerdotes amenazados", señaló.

Dijo que las primeras advertencias se presentaron a finales de la década de 1990, pero comenzaron a incrementarse a partir de 2004, una época en la que la violencia del narcotráfico repuntó a raíz de capturas de cabecillas y disputas por el control interno de las organizaciones.

Corral aseguró que nunca han sido hechas directamente por algún narcotraficante, sino vía telefónica, mediante "papelitos anónimos" o por terceras personas, aunque ninguna se ha concretado ni ha sido necesario cambiar de parroquia a los curas, salvo en un par de ocasiones en 2004 en los estados de Chihuahua y Tamaulipas. Sin embargo, no dio detalles.

Refirió que las amenazas son a través de frases como "te vas a callar", "no sigas hablando", "si sigues hablando te vas a encontrar con esto", "fíjate ahora bien lo que dices", "sabemos dónde estás".

En México, un país mayoritariamente católico, hay cerca de 15,000 sacerdotes de la Iglesia católica.

Los estados donde la CEM ha visto que los curas han recibido amenazas son Tabasco, Tamaulipas, Sonora, Sinaloa, Chihuahua, Estado de México, Veracruz, Durango, Michoacán y el Distrito Federal.

La declaración del arzobispo González sobre el "El Chapo" Guzmán causó revuelo porque el señalado capo se fugó en 2001 de una prisión de máxima seguridad en el occidente del país. Recientemente, la Procuraduría General de la República (PGR) lo colocó en una lista de líderes del narcotráfico en la que se ofrecen 30 millones de pesos (unos dos millones de dólares) por información que lleve a su captura.

González divulgó el domingo un comunicado en el que aclara que sus declaraciones estuvieron basadas en dichos de feligreses que escucha cuando recorre sus pueblos y comunicados, no por hechos concretos.

Para Corral "fue una imprudencia" que el obispo hiciera esos comentarios.

El vocero de la PGR, Ricardo Nájera, dijo el lunes a la AP que la dependencia no ha recibido ninguna denuncia por amenazas a sacerdotes, ni tampoco los ha contactado la CEM o el arzobispo de Durango para abordar el tema.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

México ha vivido en los últimos años la violencia y extorsiones por parte del crimen organizado y el narcotráfico que, ahora se sabe, han alcanzado a los curas.

El portavoz de la Arquidiócesis de Durango, padre Víctor Manuel Solís, dijo a la AP que en los dos últimos meses entre seis y siete sacerdotes han sido amenazados por grupos que les exigen dinero.

Ahora ve
Terrorismo en Barcelona une en condolencias al mundo deportivo
No te pierdas
×