Los mexicanos se recluyen en sus casas

La capital mexicana luce vacía por la suspensión de eventos ante el riesgo de la influenza; en la Ciudad de México, la gripe porcina ha causado la muerte de 15 personas.
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

La populosa capital mexicana lucía semivacía el domingo por la mortal epidemia de gripe porcina que obligó la suspensión de misas y partidos de futbol, y mantuvo a millones de personas siguiendo las noticias desde sus casas.
Hasta el momento, la influenza porcina ha causado la muerte de hasta 81 personas en México, el segundo país más grande de América Latina y cuya economía ya es la más golpeada en la región por la crisis financiera global.
Usualmente repleta de actividades religiosas, culturales y deportivas, la Ciudad de México -en cuya área urbana viven casi 20 millones de personas-, entró en compás de espera debido a la gripe y muchos de los que se aventuraron a las calles lo hicieron con sus rostros cubiertos con mascarillas.
En la Basílica de la Virgen de Guadalupe, el más importante punto de peregrinación católico en América, la explanada principal estaba cerrada, no hubo misas y la gente sólo podía pasar por el recinto a ver la imagen de la Virgen y salir.
"Nos enteramos en el camino de que no habría misas, pero creo que está bien", dijo Alfredo Hernández, un albañil de 25 años de edad, junto a su esposa y su hijo de 3 años, todos con mascarillas azules.
En las proximidades de la Basílica, normalmente atestadas debido al comercio, circulaba poca gente.
"Hay que evitar salir. Si no tienes que hacer algo, es mejor no salir y además hay muchos lugares cerrados", dijo Isabel Belman, ama de casa de 23 años y madre de un hijo de 3.
Nada de darse las manos
En el Zócalo, la plaza principal de la ciudad, militares regalaban a los transeúntes cientos de mascarillas, mientras en la catedral las visitas se suspendieron a las 11 de la mañana y a mediodía se realizó la misa principal, pero extraordinariamente a puertas cerradas.
México es el segundo país con mayor número de católicos en el mundo y durante la homilía en la catedral se pidió a los asistentes que no se dieran las manos al momento del saludo de la paz.
"No me siento bien con que cierren las puertas para la misa. Como tengo fe en Dios, no nos va a pasar nada", dijo Socorro Hernández, una viuda de 75 años, mientras guardias cerraban una de las puertas principales de la Catedral.
"Da un poco de tristeza porque vinimos a hacer un recorrido y ahora está cerrado. Pero si es por el bien de todos, ni modo", dijo María Concepción Fregoso, una comerciante de 46 años de edad, quien llego a la capital desde el estado de Jalisco junto a su familia.
Populares equipos de fútbol como los Pumas de la UNAM, Chivas de Guadalajara y América, jugaban sus partidos sin público, este último en el gigante estadio Azteca.
Los locatarios de centros comerciales en la capital mexicana indicaron que el público había caído ostensiblemente en los últimos dos días, aunque esperaban una paulatina normalización para las próximas jornadas.

Ahora ve
Así se vivió la emoción del eclipse en Salem, Oregon
No te pierdas
×