Productividad empresarial y la influenza

Las empresas deben extremar medidas higiénicas e intentar hacer guardias entre el personal; quienes trabajen desde casa deben ser responsables de cumplir con sus tareas sin supervisión.
Negocios-tiendas-ventas  (Foto: Notimex)
Marco Martínez*
CIUDAD DE MÉXICO -

En un año que comenzó con indicadores económicos auténticamente desalentadores, la influenza desanima aún más todos los esfuerzos posibles por mantener la productividad de las empresas.

Sin embargo, siempre existen algunas fórmulas para darle seguimiento al trabajo y proteger a los empleados a la vez. Para estos casos la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH) , tiene algunas recomendaciones.

La empresa juega un rol importante como difusor de información. En primera instancia, la compañía debe procurar informar a sus empleados sobre todas las medidas de prevención, dando las herramientas y tiempo necesario para que se tomen los suficientes recaudos: asistir a centros de salud, buscar las medicinas necesarias, entre otras cosas.

Si se cumple con esta primera fase, podremos asegurar un menor porcentaje de contagios y, por ende, una continuidad de las actividades.

Dependiendo de las características de cada contingencia, si la empresa decide seguir con las labores de manera normal, la misma deberá proveer a los trabajadores las herramientas para evitar, como en el caso de la influenza, contagios proveyendo cubrebocas, instalando jabones desinfectantes en los sanitarios, extremando las medidas de limpieza y apelando al sentido común de todas las personas.

En el caso de que sea necesario ir más allá, las empresas podrán tomar la decisión de que los empleados den seguimiento a sus proyectos en casa vía correo electrónico, chats y teléfono.

También pueden establecerse algunas guardias de servicio. Así, solamente asistirían muy pocos trabajadores a la oficina y se reduciría en un gran porcentaje la posibilidad de contagio.

Para que la empresa pueda mantener la productividad en estos periodos extraordinarios es necesario tener en cuenta tres factores:

1. Tanto los jefes como los empleados deben tener la suficiente madurez para entender que no se necesita estar presente para vigilar que el trabajo se cumpla.

2. Que cada quien sepa cuáles son sus responsabilidad y los tiempos para cumplirlas.

3. Contar con la tecnología suficiente para que este trabajo sea posible: computadora, Internet, correo electrónico, acceso a servidores con archivos utilizados de manera frecuente

Sin embargo, no hay que perder de vista que en muchos casos la continuidad de los proyectos depende del contacto con otros grupos de trabajo, proveedores o clientes.

En estos casos se pueden habilitar foros de discusión, chats o bien conferencias telefónicas. Así, se puede supervisar el trabajo y avanzar a pesar de las contingencias.

Es importante destacar que cuando una empresa recurre a estas estrategias está valorando la salud de sus empleados, sin embargo, no se trata de días de descanso.

Por este motivo es preciso tomar estas acciones con responsabilidad y tratar de alcanzar los objetivos planteados previos a la contingencia. Para ello se necesita ser disciplinado y tener una rutina de trabajo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

* El autor es Director de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano, AMECH

 

Ahora ve
Terrorismo en Barcelona une en condolencias al mundo deportivo
No te pierdas
×