Identifican bebé que murió por influenza

El niño mexicano de 21 meses que falleció en Houston era nieto del empresario Mario Vázquez Raña; fuentes en Texas revelaron que la familia acudió a EU para buscar tratamiento médico.
HOUSTON (AP) -

Aunque algunas víctimas fatales de la gripe porcina en México eran pobres y difícilmente tenían acceso a un buen servicio de salud, el bebé que se convirtió en la primera víctima del padecimiento en territorio estadounidense era nieto de Mario Vázquez Raña, uno de los empresarios más acaudalados del país latinoamericano, informó el sábado un medio local.
El niño fue identificado como Miguel Tejada Vázquez, de 21 meses, por Greg Compean, de Compean Funeral Home en Houston. El niño murió el lunes en un hospital de Houston.
El diario Houston Chronicle, que citó a dos fuentes no identificadas, informó que el abuelo del niño es Vázquez Raña, de 76 años, dirigente del Comité Olímpico Mexicano y miembro del consejo de 15 miembros del Comité Olímpico Internacional.
Las fuentes solicitaron permanecer anónimas por no tener autorización de emitir comentarios.
Vázquez Raña es también dueño de la Organización Editorial Mexicana, un emporio que incluye 41 diarios mexicanos, principalmente fuera de la capital mexicana. Fue propietario del servicio noticioso United Press International (UPI), durante casi dos años, a mediados de la década de 1980.
El tío abuelo del niño, Olegario Vázquez Raña, es también dueño de radiodifusoras, uno de los principales diarios de la Ciudad de México y de los hoteles Camino Real. Olegario Vázquez Raña controla además la cadena de hospitales Angeles, una de las principales empresas privadas del sector salud en México.
Miguel era el hijo más pequeño de los seis que tenía Miriam Vázquez, hija de Mario Vázquez Raña, y el arquitecto José Manuel Tejeda, informó el diario.
El pequeño había estado con su familia en Brownsville, Texas, durante buena parte de abril, y presentó los síntomas de la gripe un día después de que lo llevaron al lujoso centro comercial Galleria de Houston, el 7 de abril.
Cuando el hospital en Brownsville reconoció que no podía ayudar más al menor, Miguel fue transportado al Hospital Infantil de Texas en Houston, donde murió.
Compean dijo que el cadáver fue incinerado y la familia volvió a México.
"Era una familia muy linda, con recursos, una familia próspera", dijo Compean. "Esto fue devastador y difícil para la familia".

Ahora ve
Ellos son los 44 tripulantes del submarino desaparecido ARA San Juan
No te pierdas
×