Temen propagación en el hemisferio sur

Expertos temen que se registren nuevos casos de influenza ante la llegada del invierno en la región; nadie puede predecir cómo evolucionará el virus, por lo que se debe tener precaución, dijo la OMS.
HONG KONG (CNN) -

Los casos de contagio del virus de influenza H1N1 aumentarán durante los próximos meses en el hemisferio sur cuando comience su temporada invernal, dijeron expertos, quienes pidieron una vigilancia sostenida aun si el virus parece haber debilitado su expansión.

Los virus de la influenza atacan con fuerza en los meses más fríos. El invierno también es la estación en el que aumentan las infecciones de gripe debido a que la gente tiende a congregarse en ambientes escasamente ventilados.

"Sí, es muy posible que veamos más casos en el hemisferio sur con la llegada del invierno, que está comenzando justo ahora", dijo Bill Rawlinson, jefe de la unidad de virología del Prince of Wales Hospital en Sidney, Australia.

"Parece menos severo pero cada año en Australia tenemos de 1,500 a 3,000 muertes por la influenza, dijo el experto por teléfono a Reuters.

El nuevo virus, cuyo brote comenzó en México, ha infectado a más de 1,200 personas en 21 países.

Aunque muchos científicos concuerdan que el nuevo virus no parece más mortal que la gripe estacional humana, la jefa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, llamó a la precaución.

Chan indicó que aún son los primeros días y que nadie puede predecir cómo evolucionará la situación o el virus, o si el mundo se encamina a una pandemia.

Raina MacIntyre, profesora de epidemiología de enfermedades infecciosas en la Universidad de Nueva Gales del Sur, dice que el peor escenario posible sería que una epidemia azote países como Australia y Nueva Zelanda.

"El peor escenario sería una epidemia que enferme al 40% de la población, cause 50% de ausentismo laboral y escolar, y tenga una tasa de mortandad de 2.4%", explicó la profesora a Reuters en un correo electrónico.

"Con nuestras mejores estrategias disponibles de prevención y mitigación podemos reducir eso a un 10% de infectados y a cortar a la mitad la tasa de mortalidad", dijo MacIntyre.

"Sí, estamos definitivamente ante un riesgo mayor dado que estamos entrando en nuestro invierno, cuando se intensifica la transmisión de influenza (...) Estamos en una fase crítica", concluyó.

Pero por el momento nadie tiene pistas sobre cómo se comportará el virus a partir de ahora.

"Hasta el momento, no hemos visto una virulencia particular en este virus, aunque se necesitan más casos confirmados para estar seguros de esto", dijo Julian Tang, asesor de la División de Microbiología del National University Hospital en Singapur.

"Esto también significa que el virus podría ser candidato para una reconfiguración con otras cepas potencialmente más virulentas de influenza, como la gripe aviaria H5N1", agregó Tang.

Algunos expertos consideran que eso sería lo peor que podría ocurrir. El mundo podría enfrentar un virus monstruoso que no sólo se contagiaría con facilidad entre las personas, sino que también contaría con el poder asesino del H5N1, que tiene una tasa de mortandad de 60% a 70%.

Tang dijo que en los países tropicales, las comodidades modernas como el aire acondicionado podrían aumentar los contagios de H1N1.

"Con los países tropicales usando más el aire acondicionado en el clima cálido (...) los factores del clima externo podrían volverse irrelevantes cuando gran parte de la influenza se transmite en esos países bajo techo, en un ambiente con aire acondicionado", manifestó el experto.

No existe un patrón estacional para la influenza en los trópicos y los brotes se suceden durante todo el año.

"Puramente en términos de supervivencia del virus de la influenza transportado por aire, abrir las ventanas para que el aire caliente y húmedo entre reduciría la supervivencia (...) pero sería muy incómodo", dijo un microbiólogo en Asia, quien declinó ser identificado.

Por ahora, expertos en salud pública recomiendan en mayor parte rigurosas medidas de prevención de la enfermedad, pero el arma más poderosa podría ser la exposición previa a la influenza estacional humana H1N1.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Las infecciones anteriores (particularmente con influenza humana H1N1) podrían haber inducido algunos anticuerpos que podrían brindar una protección cruzada contra otros antígenos comunes (proteínas virales internas) que se asemejan a aquellas del nuevo virus H1N1 (del 2009)", opinó Tang.

 

Ahora ve
Liliane Bettencourt, la mujer más rica del mundo, murió a los 94 años
No te pierdas
×