México le apuesta a la arqueología

Paquetes que incluyen recorridos por zonas prehispánicas son la estrategia para atraer a turistas; México tiene 175 zonas arqueológicas abiertas al público, entre ellas Chichén Itzá y Teotihuacán.
piramide arqueologia  (Foto: AP)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

México, el ojo del huracán de la epidemia global de la influenza A H1N1, está apostando a sus famosos sitios arqueológicos para hacer que regresen al país los turistas que huyeron por temor al contagio, dijo el jueves el jefe del instituto de antropología.

La confianza del turismo internacional en México se desplomó después de que el Gobierno decretó en abril una alerta epidemiológica por la nueva cepa de influenza. Miles de turistas cancelaron sus vuelos y varios países pusieron fuertes controles a los visitantes provenientes de México.

La nación, que pasa además por una recesión como secuela de la crisis global, ha regresado a la normalidad tras haber paralizado por varios días su actividad económica y social.

Y ahora quiere aprovechar la riqueza de sus vestigios aztecas y mayas para reactivar la economía.

"Es un momento interesante para la gente, acercarse hasta cierto punto a ver el trabajo arqueológico en algunos sitios", dijo el director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Alfonso de María y Campos.

El plan es ofrecer más recorridos por zonas arqueológicas, dentro de paquetes turísticos nacionales e internacionales con avión y hotel, acercando al visitante, incluso, al trabajo de los investigadores, apuntó el funcionario.

El turismo es una de las principales fuentes de divisas de México, la segunda economía latinoamericana.

"Estamos listos para recibir al gran público, para atenderlos, darles las mejores facilidades para visitar los sitios y seguir aprendiendo de México y disfrutarlo", señaló de Maria y Campos.

Entre otros descubrimientos recientes, arqueólogos mexicanos hallaron en febrero en las ruinas de la ciudad azteca de Tlatelolco, en el corazón de la Ciudad de México, un entierro de 50 indígenas que murieron por pestes o luchando contra la conquista española.

Este mes en un sitio arqueológico del sureño estado de Tabasco fue descubierta una escultura humana desarticulada y seis máscaras talladas en piedra con una antigüedad de unos 1,500 años.

Todo vacío

México tiene 175 zonas arqueológicas abiertas al público, entre ellas las majestuosas Chichén Itzá, en el sureño estado de Yucatán, y Teotihuacán, vecina a la Ciudad de México, que también se vieron desoladas durante la alerta epidemiológica, sobre todo a fines de abril y principios de mayo.

Tras el brote del virus, la Unión Europea, Estados Unidos y Canadá emitieron advertencias a sus ciudadanos sobre los viajes a México. Además, Argentina, Ecuador, Perú, Cuba y China prohibieron temporalmente los vuelos hacia y desde México por temores al contagio del virus.

En la populosa capital, la región del país más azotada por la epidemia y donde se registró un mayor número de muertes, la ocupación hotelera se desplomó a un 5%, desde un 55% que tenía antes de la alerta sanitaria.

Mientras tanto, en populares balnearios como Cancún, en el Caribe mexicano, decenas de hoteles cerraron sus puertas ante la ausencia de visitantes.

De Maria y Campos mencionó que el viernes abrirá una exposición en el Museo Nacional de Antropología e Historia, en la capital, con más de 500 piezas halladas en Teotihuacán, que viajará después a seis capitales de Europa.

México abrirá además este año al público tres nuevas zonas arqueológicas en los centrales estados de Guanajuato y Querétaro, y en el sureño estado de Chiapas, agregó.

Ahora ve
Esto es lo que verás en ‘La forma del agua’, del mexicano Guillermo del Toro
No te pierdas
×