Pilotos aconsejan no volar en tormentas

Los tripulantes evitan las lluvias eléctricas en sus vuelos por la probabilidad de un accidente; expertos investigan si las condiciones climáticas causaron la caída del vuelo 447 de Air France;
airfrance-avion-accidente  (Foto: AP)
AMSTERDAM/PARÍS (CNN) -

Los pilotos de aerolínea suelen ser tranquilos y mostrar confianza, pero cuando se trata de volar en medio de tormentas eléctricas, todos tienden a tener la misma reacción: recomiendan no hacerlo.

Expertos en aviación debaten si un rayo o una fuerte turbulencia causaron la caída a primera hora del lunes del vuelo 447 de Air France, un Airbus A330 con 228 pasajeros y tripulantes a bordo, en el Océano Atlántico.

La fuerza aérea brasileña informó el martes que sus aviones habían detectado restos de lo que podría ser el avión desaparecido a 650 kilómetros de su costa noreste.

Dos veteranos pilotos entrevistados por Reuters dijeron que, pese a que los aviones modernos están diseñados para atravesar tormentas sin problemas, harían todo lo posible por evitar volar en medio de este tipo de fenómenos.

"Mi récord personal fue una desviación de casi 300 millas náuticas sólo para circunvalar una gran área de lluvias sobre el oeste del Océano Atlántico cerca de Florida" dijo Evert van Zwol, presidente de la asociación de pilotos holandesa VNV.

El A330, que partió de Río de Janeiro con destino a París, se encontró con una fuerte turbulencia luego de alrededor de cuatro horas del despegue, y alrededor de 15 minutos después envió un mensaje automático reportando fallas eléctricas.

La nave desapareció poco después de haber tenido que atravesar un cinturón de turbulencias y frecuentes tormentas en el Ecuador.

"Uno no ingresa en este tipo de clima como si nada. Es desagradable para los pasajeros y puede ser alarmante para nosotros", dijo Tim Armstrong, ex capitán de 747 de Singapore Airlines.

Van Zwol, que voló aviones Boeing 747-300 y 777 durante 20 años para Royal Dutch KLM, una aerolínea hermana de Air France, dijo que los pilotos son entrenados para hacer todo lo que sea necesario para evitar tormentas eléctricas.

"Creo que la mayoría de los pilotos diría que es muy poco probable volar a través de una tormenta eléctrica", dijo Van Zwol.

"Si experimentas -y todos nosotros lo hemos hecho alguna vez- una turbulencia severa, es muy incómodo. Es difícil leer los instrumentos", añadió.

Amenaza invisible

La turbulencia es invisible, por eso los pilotos confían en algunas habilidades de detective, usando lo que pueden ver en su radar.

"Si hay una línea (de nubes de tormenta) uno generalmente busca un hueco en la línea. Pero el radar sólo detecta vapor de agua. No puede ver turbulencias, por eso hay que inclinar el radar hacia abajo para obtener retorno del vapor de agua en las nubes", dijo Armstrong.

"En la noche es muy importante porque no se pueden ver ni las nubes".

El avión de Air France desapareció pasadas las 0214 GMT y se presume que cayó al océano. Es el peor accidente en los 75 años de historia de la aerolínea y el peor para el modelo A330 de la unidad Airbus de EADS.

Los expertos dicen que los accidentes provocados por episodios de turbulencia siguen siendo infrecuentes.

De los 14,220 incidentes registrados en la base de datos de la Red de Seguridad de Aviación (http://www.aviation-safety.net) desde 1943, alrededor de 73 fueron atribuidos a turbulencia o vientos laterales.

El hecho de que un avión desaparezca en la fase del vuelo también es inusual. Según Boeing, el 9 por ciento de todos los accidentes fatales ocurridos entre 1998 y el 2007 se dieron durante la etapa del vuelo.

"Si por alguna razón terminas en medio de una tormenta eléctrica o un área de turbulencia, hay procedimientos que indican cómo manejar el avión", explicó van Zwol. El especialista indicó que una de las medidas es ajustarse a una "velocidad de penetración de turbulencia" con la cual el avión está mejor preparado para atravesar este tipo de condiciones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero, con todo su entrenamiento y la moderna tecnología que implica la creación de un avión, cuando se trata de tormentas, los pilotos prefieren pasar por otro lado.

"Siempre hacemos todo lo posible por evitar quedar en medio de una situación como esa", dijo van Zwol.

Ahora ve
Un rayo impactó la punta de la icónica torre de televisión en Berlín
No te pierdas
ç
×