La OEA revoca suspensión de Cuba

Los cancilleres de los 34 países dejaron sin efecto la resolución contra La Habana de hace 47 años; aunque el retorno de la isla no será automático, requerirá de un proceso de diálogo.
estados americanos  (Foto: CNN)
SAN PEDRO SULA (AP) -

Los cancilleres americanos dejaron el miércoles sin efecto la resolución de hace 47 años que suspendió a Cuba de la OEA, aunque el retorno de la isla no será automático a una organización detestada por el gobierno de La Habana. La resolución fue aprobada "por aclamación" de los representantes de 34 gobiernos de la Organización de los Estados Americanos.

Cuando se aprobó la suspensión el 31 de enero de 1962, la OEA tenía solamente 21 miembros: 14 votaron a favor y seis se abstuvieron. Cuba se opuso.

La resolución de San Pedro Sula tiene solamente dos artículos, a diferencia de la de 1962 que tenía cuatro. Mediante el primer artículo "queda sin efecto" en el seno del organismo la resolución de 1962, y en el segundo establece que "la participación de Cuba en la OEA será el resultado de un proceso de diálogo iniciado a solicitud del gobierno de La Habana y de conformidad con las prácticas, los propósitos y principios de la OEA".

En la sesión plenaria de la Asamblea General estuvieron presentes los presidentes Manuel Zelaya, de Honduras, y Daniel Ortega, de Nicaragua.

"La guerra fría ha terminado este día", dijo Zelaya. "Empezamos una nueva era de confraternidad y tolerancia".

La forma en que se ha logrado el segundo artículo eliminó las resistencias de varios países que no deseaban condicionar el retorno de Cuba a la organización. Estados Unidos fue el principal promotor de esas restricciones. Un bloque encabezado por Venezuela, Nicaragua y Bolivia y otros miembros del ALBA, el movimiento del presidente venezolano Hugo Chávez, se destacó en el otro lado de la polémica.

La canciller hondureña Patricia Rodas atribuyó el logro del texto único al grupo de trabajo de 10 países que fue nombrado el martes a pedido de Brasil, país que lo integró con Estados Unidos, Canadá, Argentina, Venezuela, Belice, Jamaica, Nicaragua, México y Honduras.

"Recogimos toda la pasión que nuestros pueblos llevaban en el alma", dijo.

El canciller argentino Jorge Taiana dijo que la resolución era resultado del espíritu de no intervención y respeto a la democracia que se vio en la Cumbre de las Américas de abril en Trinidad y Tobago, y que el nuevo presidente estadounidense Barack Obama tenía una gran influencia en esa nueva realidad.

"Esta resolución debe entenderse como un renovado espíritu de diálogo", dijo Taiana. "Hemos terminado con una injusticia, con una discriminación y todo ello provenía del pasado, de la Guerra Fría".

La secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton envió a los cancilleres una "felicitación y orgullo" por la resolución, en cuyas negociaciones iniciales participó el martes antes de partir a Egipto decepcionada porque no se lograban avances.

"Deseo expresarles la felicitación, el orgullo de la secretaria Clinton", dijo a la Asamblea General Thomas A. Shannon, subsecretario de Estado para las Américas y miembro clave del equipo negociador, por el cual Clinton sentía también "un orgullo especial".

Shannon, designado por Obama como su nuevo embajador en Brasil, recibió aplausos al término de su intervención.

El debate sobre Cuba había virtualmente abarcado toda la atención de la 39na Asamblea General de cancilleres, un acontecimiento anual de la OEA y que terminaba más tarde el miércoles.

Al momento de difundirse la versión de un acuerdo, la Asamblea General estaba en receso, que fue acortado para celebrar la sesión de urgencia sobre los procedimientos relacionados con Cuba.

Los países seguidores del presidente venezolano Hugo Chávez habían frustrado el acuerdo el martes al no aceptar siquiera la mención de palabras como democracia, no intervención y libertad en el proyecto de resolución para revocar la suspensión de Cuba de la OEA.

Con la decisión ministerial, Cuba estaría técnicamente en condiciones de retornar a la OEA este fin de semana. No podría, sin embargo, hacerlo ya que activaría el artículo 2 de la resolución para que, sólo en esas circunstancias, cumpla las nuevas regulaciones de membresía consolidadas en casi cinco décadas desde su partida.

"Con esta resolución se está saldando cuentas con la historia", dijo Falconí, cuyo gobierno es miembro observador del ALBA. "América Latina tiene ahora la necesidad de unirse, fortalecer y pensar mucho más constructivamente".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El canciller chileno, Mariano Fernández, cuyo país se abstuvo en la votación de 1962, dijo que "hay que valorar la decisión de Estados Unidos para acompañarnos en esta resolución".

 

Ahora ve
El papel del gobierno de Obama sobre la presunta injerencia rusa en elecciones
No te pierdas
ç
×